Gestión del
Impuesto de Sucesiones

UN APOYO FISCAL A SU FAVOR

Realizamos el cálculo y todas las gestiones ante las agencias
tributarias competentes en cada caso concreto, tanto en el ámbito Nacional como Internacional.

Liquidación del Impuesto de Sucesiones y Plusvalías

  • Relación de bienes y derechos de la herencia a tributar
  • Cumplimentación de los modelos requeridos por agencia tributaria
  • Presentación y supervisión del impuesto de sucesiones y plusvalía ante Hacienda y Ayuntamiento

Pedir Presupuesto

Valoración de la Renuncia de Herencias frente al Impuesto de Sucesiones

  • Análisis de la rentabilidad de la herencia antes de renunciar
  • Estudio de la renuncia por imposibilidad del pago del impuesto
  • Compra de la herencia como alternativa a la renuncia

Valoración Gratis

Reclamación del Impuesto de Sucesiones para No Residentes

  • Apoyo a No Residentes que pagaron el Impuesto sin bonificaciones fiscales
  • Análisis de viabilidad del reclamo
  • Reclamación ante Hacienda para la devolución del impuesto pagado de más

Pedir Presupuesto

¿Cómo funciona el Impuesto de Sucesiones en España?

El Impuesto de Sucesiones es un impuesto que grava los incrementos patrimoniales obtenidos a título lucrativo por personas físicas. Los tributos en España se dividen dentro de tres categorías: existen impuestos estatales (aplicables al Estado en su conjunto), autonómicos y locales.

El Impuesto de Sucesiones es un impuesto de competencia autonómica, y dependiendo de la Comunidad Autónoma donde residía el fallecido dentro de los últimos cinco años previos al fallecimiento. se pagará una cifra a otra . Las diferencias entre cada territorio son muy importantes, llegando en ocasiones a tener que pagar mucho en una Comunidad por una herencia por la que, en otra región, no se pagaría nada, si el familiar que hereda es de primer grado en la línea sucesoria.

La ley establece una tarifa a pagar que oscila entre un 7,65% y un 34%. Este porcentaje dependerá no sólo de la comunidad autónoma y del grado de consanguinidad sino también de otras situaciones personales del sujeto activo (heredero).

¿Cómo se liquida el impuesto de sucesiones?

Es obligatorio liquidar el impuesto de sucesiones tanto si es heredero o se ha recibido un legado. Se dispone de un plazo de hasta 6 meses desde que muere el causante (persona que deja la herencia), aunque a veces si el plazo no es suficiente se puede solicitar una prórroga por otros 6 meses de forma formal .

¡Realizamos todos los trámites tributarios por Usted!