testamentos en la historia

 

 

BENJAMIN FRANKLIN

Benjamin Franklin legó algo más que sus bibliotecas a Filadelfia y Boston cuando murió en 1790. También dejó 2000 libras de la época, pero con una trampa: No se pagarían hasta que pasaran 100 años por una parte del dinero y luego otros 100 por el resto. Esto se debe a que Franklin quería asegurarse de que ambos pagaran sus deudas antes de recibir el dinero, y también quería poner su dinero donde hiciera algún bien: la educación. El resultado fue una bendición para las instituciones terciarias de la ciudad durante el siglo siguiente, ya que el interés compuesto significó que en 1990, su pago había crecido hasta casi 7 millones de dólares, 5 millones de fideicomiso de Boston y 2 millones en el fideicomiso de Filadelfia.

HARRY HOUDINI

El legendario mago, conocido por sus trucos de escapismo, murió en 1926, pero ante su inminente muerte, dejó instrucciones específicas a su esposa por medio de un código secreto que solo ellos dos conocían, de tal manera que evitarían a los falsos médium y charlatanes que por la época creaban sesiones espiritistas con el objetivo de explotar a la gente en su momento más bajo. Su último testamento establecía que en el aniversario de su muerte, ella debía encender una vela frente a una fotografía suya y esperar a que él se pusiera en contacto con ella desde el más allá.

Después de diez años celebrando en cada aniversario una sesión para contactar con su difunto esposo, Beatrice al no recibir respuesta dijo que “Diez años son suficientes para esperar por cualquier hombre” y acto seguido apagó la vela que mantenía junto a la fotografía de su difunto esposo y no volvió a realizar ninguna sesión más.

 

WILLIAM SHAKESPEARE

William Shakespeare fue un prolífico escritor y poeta inglés que vivió entre 1564 y 1616. Se le considera uno de los mejores escritores de la historia y a menudo se le llama «El Bardo». Sus obras más conocidas son «Hamlet», «Macbeth» y «Romeo y Julieta».

El testamento se redactó el 25 de marzo de 1616 y contenía una disposición que se haría famosa en los círculos jurídicos: «Doy mi segunda mejor cama todos los accesorios que le pertenecen a mi esposa». Se ha sugerido que esta cláusula se incluyó porque en aquella época era costumbre que los invitados que visitaban una casa ocuparan la mejor cama de la misma; por lo que la segunda mejor cama sería la matrimonial.

La hijas de Shakespeare Susanna y Judith también recibieron una generosa dotación económica comprendida por 150 libras que en la actualidad equivale a 457.000 Euros, dejando a su hija Susanna como principal heredera otorgando los bienes, arrendamientos, platos, joyas y enseres domésticos, se cree que esta preferencia es debido a los acuerdos que tenía con el esposo de ésta el Dr. Hall, en consecuencia nombrándolos como ejecutores de su testamento.

 

MARK GRUENWALD

 

Mark Gruenwald fue un famoso guionista y editor de cómics que murió en 1996 a la edad de 43 años. Trabajó para Marvel Comics durante 15 años destacando por su trabajo en la serie Escuadrón Supremo, que escribió entre 1985 y 1987.

Como parte de su testamento, Gruenwald pidió que sus cenizas se mezclaran con la tinta utilizada para imprimir un ejemplar del Escuadrón Supremo. 

Ante la noticia de la última voluntad de Mark , el editor de la revista en aquel entonces Bob Harras, consultó con la viuda para obtener autorización y el visto bueno, de modo que el resultado fue una supertinta con la cual se imprimieron 4.000 ejemplares causando un gran revuelo entre los coleccionistas cuando descubrieron lo que había sucedido.

 

LEWIS CARROLL

Lewis Carroll, nacido Charles Lutwidge Dodgson, fue matemático y escritor. Se le conoce sobre todo por sus cuentos infantiles, entre ellos Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas 1865 y su continuación A través del espejo en 1871.

Murió el 14 de enero de 1898 a la edad de 65 años, soltero y sin hijos dejando un patrimonio de más de medio millón de libras (unos 50 millones de libras actuales) a sus hermanas y sobrinas.

Su testamento fue firmado el 27 de diciembre de 1896 y se rumora que contenía instrucciones para destruir fotos de niñas desnudas que acumuló a lo largo de su carrera como fotógrafo, además de la relación que mantuvo con Alicia Liddell, la niña que inspiraría su obra maestra Las aventuras de Alicia en el país de las maravillas, se mantuviera en privado, así como que sus cartas fueran quemadas tras su muerte.

¡NO DUDES EN CONTACTARNOS Y CONTARNOS TU CASO!

TEL: 915 48 75 50

Info@grupohereda.com

Compartir