¿Qué es el Impuesto de Plusvalía por herencia?

¿Qué es el Impuesto de Plusvalía por herencia?

¿Sabes lo que es una plusvalía por herencia? Cuando se transmite una propiedad o dominio ya sea por herencia o donación hay que pagar un impuesto llamado Plusvalía Municipal, también conocido como impuesto sobre el Incremento de Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU). Se trata de un tributo que se atribuye exclusivamente a municipios, por lo que se deberá pagar al ayuntamiento.  (más…)

Herencia procedente de los suegros: en qué situaciones se puede o no heredar

Herencia procedente de los suegros: en qué situaciones se puede o no heredar

Existen ocasiones en las que cuando se pierde un cónyuge, la viuda o viudo no saben cómo empezar a la hora de gestionar la herencia de sus suegros, ¿le corresponde la herencia de su marido fallecido?  y es que dependiendo de la situación el yerno o nuera puede recibir una herencia o no tener derecho a ella.

(más…)

¿Qué pasa si te tengo una herencia en Reino Unido tras el Brexit?

¿Qué pasa si te tengo una herencia en Reino Unido tras el Brexit?

Derecho sucesorio en Reino Unido tras su salida de la Unión Europea conocido como Brexit

Ya se ha cumplido el plazo para la salida definitiva del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea, lo que ya todo el mundo conoce como “Brexit”. Hasta entonces tener una herencia en este país seguía un procedimiento que era aceptado en todos los países que conformaban la Unión. Sin embargo, con esta salida existirán algunos cambios que si tienes un vínculo con este país  debes conocer. 

Desde los años sesenta del siglo pasado, se ha multiplicado la presencia en España de ciudadanos británicos y de otros países extranjeros. También los españoles han emigrado a Reino Unido, donde muchos de ellos se han afincado e hicieron del país su residencia permanente, dejando a sus familias y con ello sus herencias en sus países de origen. 

La elección por muchos británicos de España para pasar sus vacaciones e incluso para vivir habitualmente en ella da lugar a que sea frecuente la formalización en nuestro país de herencias de ciudadanos de esa nacionalidad, en la mayor parte suelen ser viviendas y cuentas bancarias.

La Unión Europea, en cuanto a temas de herencias y sucesiones, se rige por el Reglamento Sucesorio Europeo. el Reglamento (UE) n.o 650/2012 dispone una norma de conflicto principal que determina que norma se aplicará dependiendo del Estado en el que el causante tuviera su residencia habitual en el momento del fallecimiento, ley que será aplicable a la universalidad de la herencia. La consideración de que debe entenderse residencia habitual en el contexto de esta norma, exige una evaluación general de las circunstancias de la vida del causante durante los años precedentes a su fallecimiento.

Reino Unido e Irlanda del Norte se opusieron desde los comienzos de esta ley,ya que ellos mismos tienen una gran tradición histórica y su propio Derecho Sucesorio.  Según el sistema anglosajón la administración de la herencia debe regirse por la Ley del país donde los bienes se hallan y serán los abogados británicos quienes tengan la potestad de ello. La razón de esto es que los anglosajones no estaban de acuerdo con que las autoridades del país donde el causante (el fallecido que deja la herencia) tuviera su última residencia habitual nombrara administradores de herencias compuestas por bienes situados en el Reino Unido a extranjeros. Por lo tanto, a pesar del Brexit , gestionar una herencia en Reino Unido seguirá funcionando de la misma manera en cuanto a  su propio reglamento. 

 

Entonces  ¿En qué va a afectar la salida/ Brexit del Reino Unido en mi herencia?

 

El cambio más inmediato será el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) con el Derecho de la Unión Europea, en concreto, en situaciones que afecten a ciudadanos que no sean residentes en la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo (terceros países) como pasará a ser Reino Unido.

Cuando un residente en España recibe una herencia, la normativa autonómica que le sea de aplicación suele contemplar una serie de deducciones o bonificaciones en función de varios factores, como, por ejemplo, el grado de parentesco con el transmitente, el importe o su patrimonio preexistente. En algunos supuestos tanto de herencia como donación en los que interviene un no residente, es de aplicación la normativa estatal (no la autonómica) y dicha normativa no prevé ningún tipo de beneficio fiscal.

Por lo tanto, lo que no influye en esta complejidad, al menos por el momento y a pesar de su gran transcendencia, es la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el famoso Brexit, pues en ese Estado nunca ha estado en vigor el Reglamento sucesorio europeo. No obstante, a efectos del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la consumación de la salida del Reino Unido de la Unión Europea podrá suponer un fuerte incremento del importe de la carga fiscal para los británicos no residentes que hereden bienes en España, al dejar de serles de aplicación los beneficios fiscales autonómicos.

A veces no conocer las normativas fiscales, reglamentos y excepciones puede suponer no sólo no tramitar la herencia de forma correcta, o no llegar a obtenerla, sino que se puede llegar a pagar una gran cantidad por su tramitación. Si tienes una herencia en Reino Unido o si vives en Reino Unido y tienes una herencia en España, en Grupo Hereda nos encargamos de todo sin que tengas que preocuparte por idiomas o burocracia. Nuestros abogados expertos en herencias internacionales se encargan de todo para que tú sólo tengas que administrarla. 

 

¿Es tu caso? No dudes en contactar con nosotros.

 

¡NO DUDES EN CONTACTARNOS Y CONTARNOS TU CASO!

TEL: 915 48 75 50

Info@grupohereda.com

El pago del Impuesto de Sucesiones en Francia

El pago del Impuesto de Sucesiones en Francia

Está claro que una de las grandes dudas que nos suelen surgir respecto al pago del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, es todo aquello relacionado con la legislación a aplicar cuando la herencia posee elementos internacionales. Si soy heredero residente en España y tengo bienes en herencia en Francia, o viceversa, ¿he de pagar el impuesto de sucesiones en Francia o en España?

Pues bien, se trata del gran dilema de la doble imposición al que se ha intentado dar solución en los últimos años y del cual hemos hablado en otras ocasiones. Si quieres informarte sobre la tramitación de una herencia internacional, vuelve a leer nuestro post acerca de los aspectos que hay que tener en cuenta al heredar del extranjero

Hoy, hablaremos del caso específico de las herencias en Francia y, especialmente, de lo referente al pago del impuesto, pues existe un convenio con España desde 1995 que regula dicha materia.

 

CONTENIDO

 

  1. La herencia en Francia: peculiaridades respecto a España
  2. ¿Cuál es el convenio respecto al Impuesto de Sucesiones entre Francia y España?
  3. ¿Cómo liquido el Impuesto de Sucesiones en Francia y España?

 

La herencia en Francia: peculiaridades respecto a España

Como comentábamos, más en profundidad, en el post sobre el reparto de la herencia  en Francia, existen muchas peculiaridades que hay que tener en cuenta a la hora de tramitar una herencia en la que se ven implicados dos o más países, pues existen diferencias en cada legislación y lo que se considera válido en España, no tiene por qué aceptarse como tal una vez que el heredero, o los bienes a heredar, están al otro lado de la frontera.

Es recomendable acudir siempre a abogados de herencias, sobre todo aquellos especializados en herencias internacionales que nos puedan ayudar en todas las fases de la tramitación, para evitar pagar más de lo necesario y recibir con todas las garantías lo que por derecho nos pertenece como herederos, sin que la distancia, tanto física como legal o cultural, sea un impedimento en todo ello.

 

¿Cuál es el convenio respecto al Impuesto de Sucesiones entre Francia y España?

 

El Convenio entre Francia y España se adelanta a la medida tomada recientemente por la Unión europea, con el objetivo de prevenir fraudes o evasiones fiscales en lo referente al patrimonio y la renta, pero también para establecer normas de asistencia administrativa recíproca en materia de impuestos sobre la renta e impuestos sobre las herencias y evitar los problemas de la doble disposición.

Está publicado en el Boletín Oficial del Estado del 7 de enero de 1964, y se aplica a las personas tanto residentes en España como en Francia, así sean personas físicas como jurídicas. Se considera residente a toda persona que, en virtud de la legislación de dicho Estado, tenga allí su domicilio, su residencia, su estatuto jurídico, su sede de dirección o cualquier otro criterio similar.

En lo que respecta a las transmisiones por herencia, los aspectos más destacados se resumen en los siguientes puntos del instrumento de ratificación del Convenio:

Según el artículo 31 del convenio, los bienes dejados por el causante, sean materiales o inmateriales, siendo este residente en Francia o España en el momento de su fallecimiento, y siendo estos bienes invertidos en una empresa, se someten al impuesto sobre las herencias bajo las siguientes condiciones:

  • Si la empresa tiene un establecimiento permanente sólo y únicamente en uno de los dos países, los bienes sólo gravan en ese estado, aunque realice actividades comerciales en el otro país.
  • Si la empresa tiene establecimiento permanente en ambos países, los bienes tendrán que tributar por ambos impuestos, pero sólo tributarán los bienes en España, por el tributo de España, y los situados en Francia, por el del Estado francés.

Con “establecimiento permanente”, la ley se refiere a aquellos negocios que tengan instalación física, cualquier inmueble explotado con arreglo a su objeto social como empresa.

Esto no aplicará a las inversiones hechas por el causante que sean valores mobiliarios (acciones, obligaciones, u otros títulos), participaciones sociales en las sociedades de capitales (S.L., S.A., entre otras) o en forma de comandita en las sociedades en comandita simple.

Los bienes muebles corporales o incorporales que dependan de instalaciones permanentes y estén afectadas al ejercicio de una profesión liberal en uno de los dos Estados contratantes, sólo se someterán al Impuesto sobre Herencias en el Estado en que se encuentren dichas instalaciones (art.32).

Los bienes muebles corporales, incluido el mobiliario, la ropa, el ajuar doméstico y los objetos y colecciones de arte distintos de los muebles a los que se refieren los artículos 31 y 32, se someten al Impuesto sobre Herencias en el lugar en que estén efectivamente en la fecha de la muerte del causante.

No obstante, los barcos, las aeronaves, los automóviles y demás vehículos de motor se gravarán en el Estado en el que se hayan matriculado.

Según el artículo 34, los bienes incorporales de la herencia a los que no sean aplicables los artículos 31 y 32 sólo se someterán a los impuestos sobre herencias en el Estado en el que el causante fuera residente en el momento de su muerte.

Los valores mobiliarios y los demás créditos se consideran bienes incorporales. Las patentes, marcas de fábrica y los derechos de la propiedad intelectual se gravan en el Estado contratante en que se han inscrito. Si se hubieran inscrito en los dos Estados contratantes, el Estado en el que el causante no tuviera su domicilio exigirá el impuesto sobre el valor de los derechos que se deriven de la inscripción realizada en su territorio.

¿Cómo liquido el Impuesto de Sucesiones en Francia y España?

No obstante, a pesar de lo establecido en este Convenio, cada Estado conserva el derecho de calcular el impuesto sobre los bienes hereditarios que le corresponde gravar exclusivamente, según el tipo que habría de aplicarse si se considerase el conjunto de los bienes sometidos a tributación por su legislación interna.

La finalidad de este Convenio es evitar la doble imposición que puede producirse al fallecimiento de una persona residente en uno de los dos Estados, por la simultaneidad de los impuestos españoles y franceses sobre las herencias. Sin embargo, la aplicación de uno u otro impuesto dependerá de cada caso, y especialmente de lo establecido a partir de 2015 por el Reglamento Europeo 650/2012 de Sucesiones Internacionales.

Por todo ello, la mejor forma de liquidar el impuesto y no volverse loco con la complejidad de la legislación en esta materia, lograremos ahorrarnos mucho tiempo, dinero y esfuerzo, si la tramitación la dejamos en manos de abogados especialistas en herencias internacionales, quienes conocen la ley y los medios óptimos para conseguir el traspaso de una herencia a los sucesores sin trabas burocráticas u otros múltiples conflictos propios de estos procesos.

Si necesitas tramitar una herencia y ésta se encuentra en el extranjero, o tú mismo resides fuera de España, en Grupo Hereda podremos ayudarte y asesorarte sin que tengas que pagar nada de tu propio bolsillo. No dudes en contactarnos al 915 48 75 50, rellenando el formulario de la página web, o a través de nuestras redes sociales. No renuncies a tu herencia, ¡te esperamos!

 

 

 

Heredero no residente: ¿Cómo reclamar el Impuesto de Sucesiones?

Heredero no residente: ¿Cómo reclamar el Impuesto de Sucesiones?

Sabemos que heredar del extranjero conlleva una serie de complicaciones, tal y como desarrollamos en el post acerca de los aspectos imprescindibles a tener en cuenta para heredar del extranjero.

A lo largo de este post, comentaremos cómo está la situación para los herederos, tanto aquellos no residentes en España, como los no residentes en ningún país comunitario. Como veremos, la discriminación que antes se daba a los no residentes en España en lo referente al pago del Impuesto de Sucesiones, quienes no podían aprovechar las ventajas fiscales de las Comunidades Autónomas, terminó en 2015, cuando entró en vigor la Ley 26/2014 de 27 de noviembre, modificando la Ley 29/1987 del Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Sin embargo, el problema seguía persistiendo para los residentes fuera de la Unión Europea, que no podían aprovechar las ventajas fiscales de las Comunidades Autónomas.

Pues bien, hay que saber que en febrero de este mismo año 2018, la situación ha vuelto a cambiar: ahora, aquel heredero que sea residente en un país no miembro de la UE y haya pagado el impuesto de Sucesiones y Donaciones, podrá recuperar gran parte de ese dinero pagado en exceso por recibir una herencia. Y además, con intereses de demora.

 

CONTENIDO

  1. ¿Qué ocurre con el Impuesto de Sucesiones si los herederos residen fuera de España?
  2. El problema de la imposición para los no residentes de la UE
  3. ¿Cómo reclamar el Impuesto de Sucesiones pagado de más?

¿Qué ocurre con el Impuesto de Sucesiones si los herederos residen fuera de España?

La normativa respecto al pago del impuesto de Sucesiones y Donaciones de España lleva dando complicaciones a nivel internacional desde hace años a los herederos que residen fuera del país.

Sabemos por posts anteriores, que el pago del impuesto es de competencia autonómica y que, dependiendo de la región donde nos encontremos, podremos bonificar el pago del impuesto en mayor o menor cuantía. Pues bien, el asunto es el siguiente:

Antes de 2015, el Estado sólo permitía beneficiarse de esas bonificaciones que proporcionan las comunidades a los herederos que estuvieran residiendo en España en el momento de heredar. Aquellos que heredaran residiendo fuera del país, solo podrían atenerse a la normativa estatal, lo que significaría que no se beneficiarían de las bonificaciones autonómicas.

Por ello, en 2014 el Tribunal Superior de Justicia Europeo (TJUE), en su sentencia del 3 de septiembre de 2014 denunció que esta normativa iba en contra del derecho comunitario, pues impedía la libre circulación de capitales y daba un trato discriminatorio a los no residentes. Así, en España, en agosto de 2015 entró en vigor la ley 26/2014, que modifica la Ley del Impuesto sobre la Renta de No Residentes. Esta modificación establece que, cuando haya que pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones (ISD) y se trate de una herencia con no residentes, éstos también podrán aprovechar las ventajas fiscales de las Comunidades Autónomas con las que tengan alguna conexión.

Esto parecía terminar con esa discriminación completamente, pero la realidad es otra, pues sólo aplicaba para herederos no residentes en España pero sí de la UE .

Entonces, ¿qué ocurre con los que son residentes fuera de la UE? 

El problema de la imposición para los no residentes

Pese a la reforma de 2015, aquellos herederos que residían fuera de la UE sólo podían atenerse a la normativa estatal en lo que respecta al pago del impuesto para herencias que poseen bienes relacionados con el territorio español.

Esto suponía que la cuantía a pagar por lo recibido fuera mucho mayor, al no poder bonificar parte del impuesto. Pongamos un ejemplo que refleja realmente las consecuencias que tiene esto sobre la herencia para los herederos:

Un hombre deja en herencia a su hijo un inmueble situado en la Comunidad de Madrid, famosa por sus altas bonificaciones sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, y con un valor de 500.000 euros:

  • Si su hijo son residentes en esa comunidad (y por tanto, en España) al momento de fallecer su padre, la tributación no llegará a los 1.500 euros.
  • Si su hijo residiera fuera de España pero dentro de la Unión Europea, podría beneficiarse de las ventajas de la comunidad autónoma siempre que demostrara conexión con ésta.
  • Sin embargo, si su hijo reside fuera de la Unión Europea, pongamos, en Argentina, no podrá beneficiarse de las bonificaciones, teniendo que llegar a pagar más de 100.000 euros por ello.

Gráficamente, la situación sería la siguiente:

Grupo Hereda

En definitiva, se estaría pagando muchísimo más sólo por el hecho de residir fuera de la Unión Europea, por los mismos bienes. ¿Cómo recuperar ese exceso de tributación?

El Tribunal Superior de Justicia Europeo no se quedó contento con esta situación, y ha seguido presionando al Estado español para que modifique la normativa también en favor de los no residentes en la Unión: por ello, ha declarado que se termine con esta discriminación por medio de la sentencia nº 242/2018, Rec 62/2017, de 19 de Febrero de 2018.

A partir de ahora, los no residentes podrán reclamar aquello pagado en exceso por el impuesto.

 

¿Cómo reclamar el Impuesto de Sucesiones pagado de más?

En definitiva, gracias a las presiones de la Unión Europea, aquellos herederos que residan tanto fuera de España como fuera de la comunidad europea, podrán recuperar los importes pagados de más en el impuesto de sucesiones: podrán reclamar para poder beneficiarse de las deducciones y bonificaciones que ofrecen las Comunidades Autónomas con las que tengan alguna relación.

Para recurrir ante Hacienda:

  • Si no prescribió el derecho, podrán solicitar la devolución de los ingresos indebidos, según lo expuesto en el artículo 221 de la Ley General Tributaria.
  • Si se han sobrepasado los 4 años, se podrá plantear el “recurso extraordinario de revisión” (LGT).

Realmente son muy buenas noticias, pues todos los ciudadanos han de tener las mismas condiciones en lo que establece la UE en relación a la libre circulación de capitales.

De todas formas, el proceso de liquidación del impuesto de sucesiones suele ser engorroso, máxime si ésta tiene implicados elementos o personas en el extranjero. Con el fin de abordar la situación correctamente, y con unas condiciones buenas para el heredero, lo mejor es acudir a abogados especialistas en herencias internacionales. En Grupo Hereda estudiaremos tu caso y recuperaremos el impuesto de sucesiones que hayas pagado en exceso y, además, te ofreceremos asesoría gratuíta siempre que lo necesites, pues creemos y creamos herencias justas para que recibas sin problemas aquello que por derecho te pertenece, te encuentres donde te encuentres y de la forma más justa posible.

Si tienes cualquier duda, consulta, o deseas ampliar información, no dudes en contactarnos al 915 48 75 50, rellenando nuestro formulario web, o a través de cualquiera de nuestras redes sociales. ¡Te esperamos!

abogados de herencias