En muchas ocasiones existen viviendas que son objetivo de un comprador pero no se encuentra al  actual propietario ya que ha fallecido y no hay noticia de los herederos ¿Qué hacer en estos casos?

Tras la pandemia ocasionada por el COVID 19, el Instituto Nacional de Estadística ( INE) en los meses pasados arrojó datos donde ha resaltado el número de ofertas de viviendas procedentes de herencias (un 20% más que el año pasado). El mercado  inmobiliario también está experimentando un gran cambio sobre las compraventas de viviendas y fincas, produciéndose un 40,6%, de operaciones más que en el mismo mes del 2020. 

 

Este incremento está relacionado con la pandemia: donde la gente ha podido ahorrar más dinero para invertir y además existe una demanda que se ha acumulado durante los últimos dos años. El aumento de herencias también ha provocado un incremento de herencias sin testamento y herencias yacentes (sin herederos conocidos), donde se ha creado un aluvión de viviendas abandonadas, que tras el fallecimiento de su propietario no se han encontrado a parientes cercanos que reclamen esas viviendas o herencias quedando estas en un limbo.

 

Pisos procedentes de herencia: una gran oportunidad de inversión 

 

En la gran mayoría de las ocasiones, los pisos procedentes de herencias tienden a tener un precio más rebajado que su venta en el mercado, ya que si hay más de un heredero es más difícil el reparto, otros evitan los impuestos, y sobre todo suelen tener prisa por venderlo. Es por ello que estas viviendas se convierten en una oportunidad para comprar, pero ¿Qué pasa si la vivienda que se quiere comprar ha fallecido su propietario y no se encuentra a ningún familiar? 

 

En estos casos en los que no se encuentra un pariente directo se tiende a pensar que este no existe, y que la vivienda debe pasar a manos del Estado.  En Grupo Hereda por nuestra experiencia en este tipo de herencias en el 85% de los casos existe siempre un heredero, aunque normalmente estos tienen un grado de consanguinidad tan lejano que desconocen que pueden ser los propietarios de dicho inmueble. 

 

En Grupo Hereda contamos con un grupo de expertos genealogistas que realizan la búsqueda de herederos de forma totalmente gratuita y en los casos que se requiera, nos encargamos tanto de tramitar la herencia como de la venta, dando prioridad a quien nos haya facilitado la información de la vivienda abandonada si este está interesado en adquirirla. 

 

En definitiva, si estás interesado en una vivienda abandonada y necesitas saber quién es el propietario te podemos ayudar a localizar a sus herederos gratis, en un tiempo de entre 3 y 6 meses para que puedas realizar la oferta de compra a sus legítimos propietarios. Contacta con nosotros gratis y sin compromiso

¿Necesitas encontrar a un heredero de una vivienda porque te interesa comprarla?

Compartir