Consulta gratuita 912 736 200 - Atención al cliente 915 487 550

Blog de Herencias

Derecho sucesorio en Reino Unido tras su salida de la Unión Europea conocido como Brexit

Ya se ha cumplido el plazo para la salida definitiva del Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte de la Unión Europea, lo que ya todo el mundo conoce como “Brexit”. Hasta entonces tener una herencia en este país seguía un procedimiento que era aceptado en todos los países que conformaban la Unión. Sin embargo, con esta salida existirán algunos cambios que si tienes un vínculo con este país  debes conocer. 

Desde los años sesenta del siglo pasado, se ha multiplicado la presencia en España de ciudadanos británicos y de otros países extranjeros. También los españoles han emigrado a Reino Unido, donde muchos de ellos se han afincado e hicieron del país su residencia permanente, dejando a sus familias y con ello sus herencias en sus países de origen. 

La elección por muchos británicos de España para pasar sus vacaciones e incluso para vivir habitualmente en ella da lugar a que sea frecuente la formalización en nuestro país de herencias de ciudadanos de esa nacionalidad, en la mayor parte suelen ser viviendas y cuentas bancarias.

La Unión Europea, en cuanto a temas de herencias y sucesiones, se rige por el Reglamento Sucesorio Europeo. el Reglamento (UE) n.o 650/2012 dispone una norma de conflicto principal que determina que norma se aplicará dependiendo del Estado en el que el causante tuviera su residencia habitual en el momento del fallecimiento, ley que será aplicable a la universalidad de la herencia. La consideración de que debe entenderse residencia habitual en el contexto de esta norma, exige una evaluación general de las circunstancias de la vida del causante durante los años precedentes a su fallecimiento.

Reino Unido e Irlanda del Norte se opusieron desde los comienzos de esta ley,ya que ellos mismos tienen una gran tradición histórica y su propio Derecho Sucesorio.  Según el sistema anglosajón la administración de la herencia debe regirse por la Ley del país donde los bienes se hallan y serán los abogados británicos quienes tengan la potestad de ello. La razón de esto es que los anglosajones no estaban de acuerdo con que las autoridades del país donde el causante (el fallecido que deja la herencia) tuviera su última residencia habitual nombrara administradores de herencias compuestas por bienes situados en el Reino Unido a extranjeros. Por lo tanto, a pesar del Brexit , gestionar una herencia en Reino Unido seguirá funcionando de la misma manera en cuanto a  su propio reglamento. 

 

Entonces  ¿En qué va a afectar la salida/ Brexit del Reino Unido en mi herencia?

 

El cambio más inmediato será el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD) con el Derecho de la Unión Europea, en concreto, en situaciones que afecten a ciudadanos que no sean residentes en la Unión Europea o en el Espacio Económico Europeo (terceros países) como pasará a ser Reino Unido.

Cuando un residente en España recibe una herencia, la normativa autonómica que le sea de aplicación suele contemplar una serie de deducciones o bonificaciones en función de varios factores, como, por ejemplo, el grado de parentesco con el transmitente, el importe o su patrimonio preexistente. En algunos supuestos tanto de herencia como donación en los que interviene un no residente, es de aplicación la normativa estatal (no la autonómica) y dicha normativa no prevé ningún tipo de beneficio fiscal.

Por lo tanto, lo que no influye en esta complejidad, al menos por el momento y a pesar de su gran transcendencia, es la salida del Reino Unido de la Unión Europea, el famoso Brexit, pues en ese Estado nunca ha estado en vigor el Reglamento sucesorio europeo. No obstante, a efectos del Impuesto de Sucesiones y Donaciones, la consumación de la salida del Reino Unido de la Unión Europea podrá suponer un fuerte incremento del importe de la carga fiscal para los británicos no residentes que hereden bienes en España, al dejar de serles de aplicación los beneficios fiscales autonómicos.

A veces no conocer las normativas fiscales, reglamentos y excepciones puede suponer no sólo no tramitar la herencia de forma correcta, o no llegar a obtenerla, sino que se puede llegar a pagar una gran cantidad por su tramitación. Si tienes una herencia en Reino Unido o si vives en Reino Unido y tienes una herencia en España, en Grupo Hereda nos encargamos de todo sin que tengas que preocuparte por idiomas o burocracia. Nuestros abogados expertos en herencias internacionales se encargan de todo para que tú sólo tengas que administrarla. 

 

¿Es tu caso? No dudes en contactar con nosotros.

 

¡NO DUDES EN CONTACTARNOS Y CONTARNOS TU CASO!

TEL: 915 48 75 50

Info@grupohereda.com

Compartir