Consulta gratuita 912 736 200 - Atención al cliente 915 487 550

Blog de Herencias

Una de las herramientas más útiles a la hora de realizar una investigación sobre una persona es una máquina de microfilmación.  Estas no se encuentran en cualquier sitio, sino que para poder acceder a ellas hay que ir a lugares determinados.

Concretamente en Madrid existe el Archivo General de la Villa. Esta institución aparece por primera vez durante el reinado de Carlos I (1525) pero se acabó de organizar tres siglos después. En este lugar hace más de 300 años que se gestiona, describe, conserva y difunde los documentos generados por el Ayuntamiento de Madrid y otros Ayuntamientos anexionados.

Según la propia institución “sus documentos ocupan hoy 20 kilómetros lineales de estanterías y está en proceso de ampliación”.

Para poder acceder a esta información hay que solicitar unas cintas llamadas microfilms, que luego se leerán en la máquina de microfilmación. Los microfilms pueden durar 100 años o más sin alterar su composición. Se trata de una herramienta que se utiliza para preservar voluminosos archivos históricos. El Archivo de la Villa de Madrid conserva en estas cintas, fueros, padrones, actas, libros de enterramientos, etc. Gracias a esta herramienta nuestros investigadores de Grupo Hereda consiguen información muy valiosa para localizar a los herederos de fallecidos sin familia conocida.

 

 

¿Cuándo se usa el microfilm en investigación sucesoria?

Cuando Grupo Hereda recibe una consulta en la que es necesario localizar a un heredero la investigación comienza teniendo un nombre y un apellido. En la mayoría de los casos disponen de muy pocos datos, y por ello contamos con un gran equipo de investigación especializado en genealogía sucesoria, búsqueda y análisis de todo tipo de documentación para dar con el paradero del heredero o los herederos legítimos.

Para poner nombre y apellidos a nuestro objetivo necesitamos configurar el árbol genealógico sobre el causante (la persona fallecida). En las cintas de microfilm, nuestro equipo de investigación busca información acerca de dónde vivía la familia del causante, cuántos miembros tenía, cuáles eran sus profesiones y procedencias, entre otros datos que nos puedan ayudar.. Hará falta observar y analizar unas cuantas cintas para poder dar con la evolución de la familia y lograr formar el árbol y poder dar así con el paradero de los herederos vivos.

Existen muchos casos en los que suele perderse la pista de las personas que investigamos, sobre todo porque estos han salido fuera de la capital. En pueblos o ciudades pequeñas el equipo de investigación no cuenta con este archivo, por lo que tiene que obtener la información de esquelas de periódicos a través de hemerotecas, preguntando a vecinos, buscando en libros de parroquias, visitando cementerios, etc.  Y poder dar así tanto con la documentación necesaria para poder tramitar la herencia, como con las personas que pueden heredar en el caso de que se trate de una herencia sin testamento. 

A este tipo de investigación, que se realiza “in situ”, y los mismos profesionales internos del departamento la conocen como «realizar investigación de campo» . Para ello, nuestros genealogistas se desplazan por todo el territorio nacional, realizando visitas a Archivos, a Registros, Juzgados y Cementerios, donde recogen información para poder seguir trabajando.

En muchas ocasiones, las averiguaciones de campo se inician en una localidad pero el estudio de la documentación hace que el equipo se tenga que desplazar a otra ciudad, pueblo o pedanía, en ocasiones a lugares muy distantes en la geografía, para poder seguir elaborando el árbol genealógico. Es por eso que el trabajo de nuestros genealogistas de Grupo Hereda lo realizan de manera metódica, con estudio minucioso de la documentación recogida, laboriosa y eficiente. En este sentido, las máquinas de microfilmación son un gran aliado, ya que les permite visualizar una gran cantidad de información en menos tiempos del que deberían invertir revisando y estudiando libros manuscritos y de forma más eficaz.

El hallar a los herederos es muy importante. Contamos con todo tipo de clientes que necesitan encontrar a una persona que herede una propiedad porque el propietario ha fallecido y es objetivo de mafias expertas en okupaciones, porque les interesa el comprar la propiedad pero su propietario ha fallecido y no saben de quien es, o hay problemas de insalubridad o de impagos en el piso vecino ya que el propietario ha fallecido y no se sabe quién puede hacerse cargo. Entre otras muchas razones llaman a Grupo Hereda, ya que solucionamos todos estos problemas, lo investigamos y encontramos con esta y muchas más herramientas que estén a nuestro alcance y de forma totalmente gratuita para vecinos, comunidades, y administradores de fincas. 

Conoce uno de nuestros casos, la historia de Adriana a quien hemos encontrado después de unos meses de investigación y entregrado una herencia por sorpresa

¡NO DUDES EN CONTACTARNOS Y CONTARNOS TU CASO!

TEL: 915 48 75 50

Info@grupohereda.com

Compartir