Herencia Reina Isabel II

Herencia de la Reina Isabel II.
El legado y la repartición de sus joyas.

 

La Reina Isabel II falleció este jueves en su residencia de Balmoral en Escocia con 96 años, tras días de preocupación por parte de los médicos y del pueblo británico por la salud de la soberana.
En un comunicado, el Palacio de Buckingham dijo: “La reina murió en paz en Balmoral esta tarde, el rey y la reina consorte permanecerán en Balmoral esta noche y regresarán a Londres mañana», en referencia a Carlos III y Camila.

La reina ha sido un símbolo del poder y prestigio británico que después de siete décadas en el trono se da por finalizado. Isabel II, una mujer que a lo largo de los años vivió grandes avances y fué partícipe de los mayores acontecimientos del siglo pasado, así como de un patrimonio difícil de cuantificar consistente en castillos, colecciones de arte, joyas y otras propiedades.
En contra de la creencia popular, no toda la riqueza de la Corona británica pertenece directamente a Isabel, si no a quien ostenta el título de rey. Es decir, que la persona que suba al trono automáticamente heredaría el tesoro de la corona.

La sucesión: El sistema sucesorio

La pregunta que muchos se hacen es ¿cómo se repartirá la herencia de la reina Isabel II? Hay que recordar que son varios los herederos que recibirán parte de ella: El príncipe Carlos, el príncipe Guillermo y el príncipe Andrés (el duque de York), así como sus cónyuges y descendientes.

En cuanto a la fortuna de la reina Isabel II, que asciende a 450 millones de dólares según la revista Forbes, se dividirá por la mitad entre sus dos hijos: Carlos y Ana Windsor.

En primer lugar, todos los bienes de la reina serán dejados al príncipe Carlos en su testamento cuando ella muera. Esto incluye castillos y fincas como el Castillo de Balmoral en Escocia y la Casa de Sandringham en Norfolk; joyas que incluyen diamantes de Sudáfrica y la India; una vasta colección de coches que incluye los Aston Martin DB5 construidos específicamente para las películas de James Bond protagonizadas por Sean Connery; antigüedades de valor incalculable como platos de porcelana hechos para los reyes; e incluso muebles del propio Palacio de Buckingham.

Carlos heredará una asignación anual del Monedero Privado de Su Majestad que asciende a unos 15 millones de libras. Esto es más que suficiente para que Carlos pueda vivir cómodamente, ya que recibe los ingresos de las tierras y propiedades que le pertenecen sólo a ella, sin compartirlos con nadie más de su familia o línea de sucesión. También heredará una pequeña parte del patrimonio de su padre, así como algunos bienes personales, como cuadros de Van Gogh y Rembrandt.Es importante saber que, aunque Carlos será el principal heredero, la Reina tiene tres hijos más: La princesa Ana, el príncipe Eduardo y el príncipe Andrés. También es importante el príncipe Guillermo, ahora primero en la sucesión al trono y que también tuvo una gran relación con la Monarca. También estaría su hermano Enrique, aunque desde su matrimonio con Meghan Markle la relación se habría enfriado- y el resto de nietos y familiares.

Aunque lo anterior es un amplio resumen de la información que podríamos esperar encontrar en un testamento, las últimas noticias y la mala relación que llevaba con la esposa de su nieto nos dan buenas razones para pensar de que haya grandes sorpresas en el documento final.

Una vez que se conozca el interior del testamento, se podrá hacer la repartición correspondiente entre los miembros de la familia real, de momento se activa el protocolo conocido como “operación puente de Londres”, en el que habrán 10 días de luto nacional hasta que se oficie el funeral en la Abadía de Westminster, dejándolo como día de luto nacional y dando inicio a los preparativos para la coronación del nuevo rey.

Compartir