Herencias abandonadas: Un problema frecuente

Herencias abandonadas: Un problema frecuente

Herencias abandonadas por fallecimiento de su propietario ¿Es normal que una persona desconozca que tenía una herencia?

La respuesta es que se trata de un problema más frecuente de lo que creemos. 

La labor de los genealogistas sigue siendo desconocida. A pesar de que esta profesión es abiertamente reconocida en otros países de Europa como Bélgica, Francia o Reino Unido, en España se desconoce esta actividad y problemática que soluciona. 

El Estado Español si contempla estos casos, donde tras fallecer una persona sin hijos o parientes cercanos directos, la vivienda queda deshabitada y sin que nadie la reclame, produciéndose el abandono de la misma. Es por ello que cuando se da esta situación, el propio Gobierno lo hace público a través del BOE, haciendo un último intento por encontrar a posibles herederos de estas viviendas, que frecuentemente son más de una e incluyen más patrimonio como dinero procedente de seguros y ahorros en cuentas bancarias, entre otros. 

Aunque en la mayoría de los casos, dado el gran volumen que existe en nuestro país de viviendas abandonadas,  tampoco llega a conocerlo ni Administración ni familiares directos que tenían derecho a heredar.

Grupo Hereda: Empresa pionera en España en la búsqueda y localización de herederos

Ante la falta de profesionalización en nuestro país, Pedro Fernández CEO de Grupo Hereda,  comenzó un nuevo proyecto formado por genealogistas y abogados expertos en genealogía sucesoria. El proyecto formado hace 20 años, consistía en la investigación y búsqueda de estos herederos que al no ser de descendencia directa de la persona fallecida, desconocen la existencia de su condición de herederos y por tanto el patrimonio que les corresponde legalmente. 

¿Cómo comienza nuestra investigación? ¿Qué necesitamos de nuestros futuros clientes?

Los casos más frecuentes suelen comenzar cuando una persona fallece sin testamento y sin descendencia directa (padres vivos o hijos) . Como no existe un familiar conocido que sepa de este fallecimiento, sus propiedades quedan abandonadas y cerradas durante muchos años, siendo objeto de okupación ilegal y de estado de insalubridad en estos pisos que, por el paso del tiempo acaban surgiendo problemas a los vecinos.

Los propios vecinos, presidentes de la comunidad o administradores de fincas son los que se ponen en contacto con nuestro despacho de abogados. Grupo Hereda cuenta con especialistas en genealogía sucesoria, que se encargan de investigar y de obtener los certificados necesarios para que una vez se localiza y se contacta con el heredero, estos no tengan que preocuparse por nada ni adelantar ningún pago, hasta una vez cobrada la herencia.

Creía que se trataba de una estafa: Desconocidos herederos y herencias yacentes

Cuando uno de nuestros profesionales «cazaherederos» notifica una herencia, la primera reacción es la incredulidad. Hasta que estos herederos no aceptan esa herencia que desconocen, la herencia se encuentra en estado de «herencia yacente».  Desde que fallece la persona propietaria hasta que sucesores aceptan ser herederos. 

Y es que nuestros genealogistas notificarán siempre de herencias donde el heredero sea legítimo aunque este lo desconozca,  ya sea porque aparece en el testamento o porque es heredero por un vínculo familiar y le corresponde la herencia. 

¿Cómo saber que no se trata de una estafa?

¿Y si la herencia es más un problema que un beneficio? Con Grupo Hereda el heredero siempre va a heredar un beneficio. Antes de notificar al futuro heredero del patrimonio, se realiza una minuciosa investigación de toda la masa patrimonial, deudas, estado de las propiedades, etc. Por lo que una vez firmen el contrato con nuestro despacho el heredero tendrá diferentes opciones:

– Vender los derechos hereditarios: Si no le interesa mantener las propiedades y obtener liquidez

– La venta de las propiedades a través de nuestros profesionales inmobiliarios

– Beneficiarse y quedarse con el patrimonio y masa hereditaria 

Para asegurarse que no se trata de una empresa que le estafará, asegúrese que nunca le piden dinero por adelantado, nosotros nunca lo hacemos, y en todo caso somos nosotros quien adelantamos los gastos. Confía siempre en una empresa con experiencia y verificada como lo llevan haciendo nuestros herederos durante más de 20 años.

¿Tienes dudas?

Llámanos al 91 548 7550 o escríbenos a  info@grupohereda.com 

Microfilmación: ¿Para qué sirve?

Microfilmación: ¿Para qué sirve?

La Microfilmación ¿Para qué sirve? Es una de las herramientas más útiles a la hora de realizar una investigación sobre una persona.  Estas no se encuentran en cualquier sitio, sino que para poder acceder a ellas hay que ir a lugares determinados.

Concretamente en Madrid existe el Archivo General de la Villa. Esta institución aparece por primera vez durante el reinado de Carlos I (1525) pero se acabó de organizar tres siglos después. En este lugar hace más de 300 años que se gestiona, describe, conserva y difunde los documentos generados por el Ayuntamiento de Madrid y otros Ayuntamientos anexionados.

Según la propia institución “sus documentos ocupan hoy 20 kilómetros lineales de estanterías y está en proceso de ampliación”.

Para poder acceder a esta información hay que solicitar unas cintas llamadas microfilms, que luego se leerán en la máquina de microfilmación. Los microfilms pueden durar 100 años o más sin alterar su composición. Se trata de una herramienta que se utiliza para preservar voluminosos archivos históricos. El Archivo de la Villa de Madrid conserva en estas cintas, fueros, padrones, actas, libros de enterramientos, etc. Gracias a esta herramienta nuestros investigadores de Grupo Hereda consiguen información muy valiosa para localizar a los herederos de fallecidos sin familia conocida.

 

 

¿Cuándo se usa el microfilm en investigación sucesoria?

Cuando Grupo Hereda recibe una consulta en la que es necesario localizar a un heredero la investigación comienza teniendo un nombre y un apellido. En la mayoría de los casos disponen de muy pocos datos, y por ello contamos con un gran equipo de investigación especializado en genealogía sucesoria, búsqueda y análisis de todo tipo de documentación para dar con el paradero del heredero o los herederos legítimos.

Para poner nombre y apellidos a nuestro objetivo necesitamos configurar el árbol genealógico sobre el causante (la persona fallecida). En las cintas de microfilm, nuestro equipo de investigación busca información acerca de dónde vivía la familia del causante, cuántos miembros tenía, cuáles eran sus profesiones y procedencias, entre otros datos que nos puedan ayudar.. Hará falta observar y analizar unas cuantas cintas para poder dar con la evolución de la familia y lograr formar el árbol y poder dar así con el paradero de los herederos vivos.

Existen muchos casos en los que suele perderse la pista de las personas que investigamos, sobre todo porque estos han salido fuera de la capital. En pueblos o ciudades pequeñas el equipo de investigación no cuenta con este archivo, por lo que tiene que obtener la información de esquelas de periódicos a través de hemerotecas, preguntando a vecinos, buscando en libros de parroquias, visitando cementerios, etc.  Y poder dar así tanto con la documentación necesaria para poder tramitar la herencia, como con las personas que pueden heredar en el caso de que se trate de una herencia sin testamento. 

A este tipo de investigación, que se realiza “in situ”, y los mismos profesionales internos del departamento la conocen como «realizar investigación de campo» . Para ello, nuestros genealogistas se desplazan por todo el territorio nacional, realizando visitas a Archivos, a Registros, Juzgados y Cementerios, donde recogen información para poder seguir trabajando.

En muchas ocasiones, las averiguaciones de campo se inician en una localidad pero el estudio de la documentación hace que el equipo se tenga que desplazar a otra ciudad, pueblo o pedanía, en ocasiones a lugares muy distantes en la geografía, para poder seguir elaborando el árbol genealógico. Es por eso que el trabajo de nuestros genealogistas de Grupo Hereda lo realizan de manera metódica, con estudio minucioso de la documentación recogida, laboriosa y eficiente. En este sentido, las máquinas de microfilmación son un gran aliado, ya que les permite visualizar una gran cantidad de información en menos tiempos del que deberían invertir revisando y estudiando libros manuscritos y de forma más eficaz.

El hallar a los herederos es muy importante. Contamos con todo tipo de clientes que necesitan encontrar a una persona que herede una propiedad porque el propietario ha fallecido y es objetivo de mafias expertas en okupaciones, porque les interesa el comprar la propiedad pero su propietario ha fallecido y no saben de quien es, o hay problemas de insalubridad o de impagos en el piso vecino ya que el propietario ha fallecido y no se sabe quién puede hacerse cargo. Entre otras muchas razones llaman a Grupo Hereda, ya que solucionamos todos estos problemas, lo investigamos y encontramos con esta y muchas más herramientas que estén a nuestro alcance y de forma totalmente gratuita para vecinos, comunidades, y administradores de fincas. 

Conoce uno de nuestros casos, la historia de Adriana a quien hemos encontrado después de unos meses de investigación y entregrado una herencia por sorpresa

¡NO DUDES EN CONTACTARNOS Y CONTARNOS TU CASO!

TEL: 915 48 75 50

Info@grupohereda.com

Pisos vacíos y okupados

Pisos vacíos y okupados

Pisos vacíos y okupados debido al fallecimiento del propietario: La mayor codicia del okupa.

¿En tu comunidad hay residentes que son okupas? Estos son los problemas que puedes tener:

Cuando un propietario de un inmueble fallece sin parentesco conocido, los herederos legítimos al ser lejanos no les llega a su conocimiento esta pérdida.. Como consecuencia estas viviendas quedan abandonadas, suponiendo no sólo el prejuicio económico para el heredero legítimo y las Administraciones Públicas sino graves problemas para sus vecinos.

Las cifras del fenómeno de la ‘okupación’ abundan más en pisos antiguos, abandonados o inacabados, los pisos más «codiciados» para ocupar son los que han permanecido cerrados durante mucho tiempo, también aquellos que pertenecen a entidades bancarias, fondos de inversión y a parques públicos de alquiler.

Los residentes de pisos, que han sido apoderados por gente ajena, se suelen ver envueltos en una serie de problemas, ya que se producen también conexiones ilegales a las redes de gas, agua y luz que pueden entrañar diversos riesgos, no sólo para las familias ocupantes, sino para el entorno. A lo que tienen que sumar las familias “okupas” la insalubridad, inseguridad y estrés que significa vivir en unas condiciones deficientes de esa manera e incluso las propias viviendas de toda la comunidad de vecinos pierden valor.

¿Tus vecinos son ‘okupas’? Estos son los problemas que pueden acarrear

 

    1. Enganches a la instalación eléctrica : La mayoría de estos inmuebles pertenecen a comunidades de vecinos y casi nunca suelen pagar ningún tipo de cuota y tampoco electricidad ni agua. Estos “enganches”  no sólo ponen en peligro a los propios okupas, sino que las actividades y las obras que se están acometiendo pueden afectar a la propia estructura del edificio poniendo en riesgo a los propios vecinos.
    2. Deudas con la comunidad: Lamentablemente otro de los problemas más comunes relacionados con los okupas son las deudas con la comunidad. El tipo de perfil de personas que ocupan estas viviendas no pagan sus obligaciones y cuotas o derramas necesarias, por lo que van generando deudas y gastos a los vecinos que van aumentando con el tiempo.  Los okupas generalmente no cuentan con seguros, no hacen reparaciones ante fugas de agua o luz, causando daños al propio edificio y con ello un gran gasto económico.
    3. Pérdida de valor de tu propio hogar. Las deudas, los enganches de los enumerados anteriormente hace que la propia imagen de la comunidad de vecinos quede dañada, cayendo el precio de todos los inmuebles vecinos entre un 40 y un 60% aproximadamente, por no hablar de la dificultad a la hora de venderlo.
    4. Conflictos violentos. En otra gran parte de los casos, existen mafias que se dedican a vigilar pisos que pueden estar abandonados para alquilarlos con un precio bastante económico. En otros casos además surgen muchos incidentes violentos con los propios vecinos, que se sienten inseguros en sus propias casas y en la gran mayoría de los casos es difícil conseguir que las autoridades tomen medidas rápidas y tapien esos problemáticos edificios.

¿Cómo puedo actuar si mis vecinos son okupas?

Un vecino o la misma comunidad de propietarios puede recurrir a la vía judicial y reclamar la expulsión de los okupas si estos llevan a cabo actividades peligrosas, que conlleven insalubridad, que realicen actividades prohibidas. Los vecinos deben ser representados por el presidente de la propia comunidad de propietarios, estos deben de secundar una demanda por la vía civil en la que se denuncien dichas conductas y se reclame la expulsión de los denunciados, extremo que en última instancia es atendido o rechazado por el juez.

Para evitar tener que ir a la Justicia, lo mejor es prevenir antes que curar. En el caso de que en tu comunidad exista un piso vacío o abandonado, puedes evitar que sea okupado o que cree problemas de salubridad por permanecer demasiado tiempo cerrado con tan solo una llamada. En Grupo Hereda somos expertos abogados genealogistas y realizamos gratuitamente tanto para vecinos como administradores de fincas  la investigación para encontrar los herederos de esa vivienda abandonada y de esta forma evitar que sea okupada  o, en el caso de que los hayas, negociar su salida junto con los legítimos propietarios evitando así que se creen estos conflictos y deudas con la comunidad, acabando con todos los problemas.

En el caso de que la vivienda de tu comunidad ya esté okupada,  como vecino puedes intentar que la Justicia investigue un apoderamiento de la vivienda, presentando una denuncia, pero resulta complejo que prospere y requiere de mucho tiempo . En Grupo Hereda  contamos con un equipo de abogados especializados que realiza la investigación de una forma más rápida, dependiendo de la complejidad del caso, acabamos con el problema en alrededor de 8 meses. Procederemos a encontrar al heredero, entregarle su herencia y negociar la salida de los apoderados. 

 

¿Qué ocurre cuando un heredero no aparece?

¿Qué ocurre cuando un heredero no aparece?

Herederos a la fuga, ¿Qué ocurre cuando un heredero no aparece? En numerosas ocasiones, el heredero se niega a aceptar la herencia, ya sea por prudencia, por la existencia de algún conflicto familiar, deudas, o por cualquier otra razón. En otras ocasiones simplemente es complicado encontrarlo ya que vive fuera del país o simplemente se perdió relación con esa persona.

Debemos tener claras estas dos posibles situaciones:

  • En primer lugar, el fallecido ha decidido quienes son los herederos. 
  • En el segundo, la ley determina quiénes están llamados a heredar. 

 

En ambas, los herederos deben aceptar o renunciar a la herencia, para posteriormente comenzar el reparto. 

No son pocas las situaciones que, por problemas familiares, principalmente, algún heredero adopta una actitud pasiva y se niega a acudir a la notaría para indicar su voluntad respecto al testamento. Esto provoca una situación de bloqueo, impidiendo que el resto pueda continuar con el reparto.

El artículo 1.105 del Código Civil establece una herramienta legal para terminar con las herencias que no se solucionan por culpa del heredero, que se niega a firmar la herencia.

Se afirma que cualquier persona con interés en que un heredero acepte o rechace la herencia, puede acudir a un notario. Una vez esta persona acuda allí, puede pedirle al notario que realice una interpretación notarial. En el momento en el que el heredero que se niega a firmar dicha herencia, reciba la interpretación notarial, deberá contestar si la acepta o rechaza.

 

Pongámonos en el caso en el que algún heredero no quiera o no aparezca para la aceptación de la herencia. En ese caso, encontramos dos posibles formas de proceder:

 

1. Vía notarial

La solución que aporta la vía notarial es reunir a herederos, entre los que sumen más del 50% de las cuotas a heredar.

Hay ocasiones en las que nos encontramos ante una herencia, en la cual todos los llamados a heredar han aceptado, pero no se ha comenzado el reparto de los bienes y deudas aún, por ejemplo, por algún tipo de desacuerdo entre ellos.  

En estos casos, existe una comunidad hereditaria en la que cada uno es dueño de un porcentaje de la herencia, pero no tiene atribuidos bienes concretos.

Si uno de estos herederos acepta el requerimiento notarial, pero sigue con su actitud pasiva, ya no es necesario acudir a la vía judicial para conseguir el reparto cuando los herederos se nieguen a realizar la partición de la herencia. 

Si a estos herederos les corresponde más del 50% de la herencia, pueden acudir al notario para desbloquear la situación, solicitando así una persona que realice la partición. En este caso, el contador partidor realizará la partición y podrá ser aprobada por los herederos. Si no la aprueban todos los herederos, será necesaria la aprobación del notario. 

 

2. Vía judicial

Antes de 2015, esta era la única forma de poner solución a la falta de acuerdo o colaboración entre herederos. Con la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria ese año, se permite que el notario solvente este tipo de situaciones a través de los mecanismos anteriormente descritos en la vía notarial. 

En cualquier caso, la vía judicial supone un procedimiento más largo y más costoso. Se trata de un procedimiento de jurisdicción voluntaria: A través de este, se notifica a los herederos que no aparezcan a heredar y se nombra un contador partidor. Una vez esté nombrada esta persona, se procederá a dividir la herencia como si fuera un perito judicial.  Por otro lado, los herederos que no han comparecido, no pueden oponerse al reparto. 

Así lo viene a señalar el artículo 1057.2 del Código Civil: “No habiendo testamento, contador-partidor en él designado o vacante el cargo, el Juez, a petición de herederos y legatarios que representen, al menos, el 50 por 100 del haber hereditario, y con citación de los demás interesados, si su domicilio fuere conocido, podrá nombrar un contador-partidor dativo, según las reglas que la Ley de Enjuiciamiento Civil establece para la designación de Peritos. La partición así realizada requerirá aprobación judicial, salvo confirmación expresa de todos los herederos y legatarios”.

¿Cuáles son las razones principales por las que los herederos no aparecen para aceptar la herencia?

 

  • No quieren saber nada de la herencia porque no tienen una buena relación con sus familiares o porque ya son mayores y no tienen ningún interés.
  • No aparecen porque temen que la herencia pueda tener deudas y deban hacerse cargo de ellas.
  • No aparecen porque no tienen conocimiento de que son herederos o porque se encuentran en otra ciudad o país y no tienen contacto con ningún familiar o amigo.

 

Lo que muchos no conocen: la genealogía sucesoria

 

En este último caso, existe una solución que muchos no conocen, y es la genealogía e investigación sucesoria, que es el estudio y seguimiento de la descendencia de una persona o familia, con el fin de realizar un llamamiento a la sucesión. Únicamente genealogistas especialistas en la búsqueda de herederos conocen de esta labor y logran ayudar a resolver la tramitación de herencias que en principio se encuentran bloqueadas por falta de un heredero. 

En Grupo Hereda, somos abogados especialistas en la tramitación de herencias, con más de 20 años de experiencia. Hemos visto muchos casos en los que un heredero no aparece para aceptar la herencia y ayudamos a nuestros clientes a solucionar el problema con éxito para que la tramitación no se quede bloqueada durante años.

Si te encuentras en alguna situación similar a las anteriores, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte. 

Contáctanos

 

Genealogía Sucesoria

Genealogía Sucesoria

BÚSQUEDA DE HEREDEROS

¿QUÉ ES LA GENEALOGÍA SUCESORIA?

La genealogía testamentaria es el estudio de la vida familiar de un individuo o grupo a través de sus documentos y objetos. La genealogía sucesoria se ha utilizado desde la antigüedad como forma de probar el parentesco y los derechos de sucesión en los tribunales. 

En España, la genealogía sucesoria aún no es una profesión regulada. No existe un título oficial para saber quién puede o no ejercer esta profesión. No se trata de cualquier trabajador, esta profesión requiere una alta cualificación en derecho, historia, archivos y especialización en derecho sucesorio.

Para que alguien se convierta en un genealogista sucesorio, debe tener un amplio conocimiento tanto del derecho civil (que se ocupa de la propiedad) como del derecho público (que se ocupa de las relaciones sociales). Además, debe ser capaz de realizar una investigación eficaz tanto en los archivos judiciales como en los registros civiles.

Gracias a la labor de los genealogistas, muchas de las herencias yacentes (aquellas que están provisionalmente en manos del Estado o abandonadas porque no han sido reclamadas por sus legítimos herederos), pueden acabar en manos de sus sucesores legales, una vez localizadas.

En este sentido, cabe mencionar que todavía hay un gran número de herencias que aún no han sido asignadas a nadie y que, por tanto, permanecen en un estado de incertidumbre.

¿A QUIÉNES PODEMOS AYUDAR?

Herederos

Administradores
de Fincas

Entidades
Públicas

¿Por qué es necesario localizar a los herederos?

Es importante saber que un heredero no localizado puede retrasar el proceso de la herencia, pero no es necesario encontrarlo.

Aunque no se explica expresamente en nuestro Código Civil, para iniciar la tramitación de una herencia es necesaria la firma de todos los herederos forzosos.

¿CÓMO INVESTIGAMOS?

Nuestros genealogistas expertos en investigación sucesoria
son capaces de identificar a los herederos y consecuentemente
localizarlos en cualquier parte del mundo.

Etapas
de la Genealogía
Sucesoria

1. Investigación del causante

Investigamos todo sobre el mismo: su domicilio en vida, sus cambios de residencia, su profesión, etc.

2. Análisis de la Rentabilidad

Verificamos si la herencia es rentable para el heredero ya que sólo llevamos casos de herencias solventes.

3. Investigación e identificación de los herederos

Elaboración de árbol genealógico, recopilación de pruebas y trabajo de campo conforme al Derecho Sucesorio.

4. Localización de los herederos

Identificados los posibles herederos, buscamos el paradero de éstos para confirmar en persona que son los herederos finales.

5.Tramitación de la herencia

Llevamos todo el proceso sucesorio de los herederos: documentación, declaración de herederos, liquidación
del impuesto de sucesiones, etc.

6.Entrega de la herencia

Aceptación y reparto de los fondos a cada uno de los herederos encontrados.

GENEALOGISTAS EXPERTOS EN LOCALIZAR HEREDEROS

Somos la Primera Empresa española de genealogía sucesoria
con más de 20 años de experiencia encontrando herederos.

Apoyamos a cualquier persona física o jurídica que necesite
localizar herederos de un patrimonio determinado.

¡El heredero SIEMPRE hereda en Grupo Hereda!

Halloween Tenebroso

Halloween Tenebroso

 HALLOWEEN

¿Cuántas veces has escuchado o leído ya esta frases? «Halloween es una fiesta cristiana occidental, que tiene sus raíces en las tradiciones paganas celtas». ¿Cuatrocientas? ¿Mil? No importa. En cualquier caso, esta frase está muy extendida. ¿Es realmente así? ¿Es Halloween realmente un culto pagano? Vamos a aclarar esta cuestión y a ver la historia de Halloween.

Los orígenes de Halloween

Los orígenes de Halloween se remontan a hace más de 3.000 años y son de origen pagano. En la víspera de Samhain (que en realidad se conoce como Halloween), los espíritus, incluidas las hadas y los demonios, caminaban por la tierra en lo que viajaban al inframundo. Esta fiesta daba la bienvenida a las noches que se vuelven mas frias y largas.

Muchos creían que los fantasmas, las brujas y los engendros caminaban por la tierra para causar estragos. Para protegerse de estas criaturas, los humanos usaban máscaras y disfraces. Los trajes que llevaban estaban hechos de pieles de animales, hojas, madera o paja para mantener al portador a salvo de estos espíritus. El primer uso de las máscaras fue para alejar a los espíritus malignos. También se celebraban fiestas en las tumbas de los antepasados.

Cuando llegó la invasión romana a tierras Celtas, se combinaron con las propias festividades y se trató de suplantar esta fiesta pagana con la celebración de todos los santos el 1 de Noviembre.

Actualmente es común ver a los niños disfrazados pidiendo dulces de casa en casa o a los mayores haciendo fiestas y concursando por el mejor disfraz, pero también hay historias tenebrosas que llegan a Grupo Hereda que a continuación vamos a contar una de las más famosas.

HALLOWEEN MOMIFICADO

Alberto Rodríguez fue un pintor que vivió en Lille, Francia. En 1996, murió en su apartamento y no fue hasta Octubre del 2012 que su cuerpo momificado fue descubierto 16 años después donde su casa se había convertido en una tumba a la espera de darle un descanso digno.

Alberto falleció sin dejar testamento y al no tener hijos ni parientes conocidos en el momento de su muerte hicieron que la tarea de localizar a un familiar iniciara una investigación para dar con los herederos.

En la investigación se comenzó por localizar la procedencia de Alberto; era de Santander y en 1942 salió de España huyendo de la dictadura, ganándose la vida como pintor.

Alberto tenía una compañera con la que nunca se llegó a casar pero que le nombró como heredero universal de todos sus bienes. Cuando la mujer falleció, Alberto heredó varios inmuebles incluido un edificio de 1880 en una de las zonas más cotizadas de Lille, valorado en unos 350.000 francos.

Diez años después la momia de lille como fué llamada por la prensa en su momento, sigue causando inquietudes y en el edificio donde fue encontrado algunas historias. Este caso concluye gracias a la investigación de Grupo Hereda que consiguió localizar a los sobrinos de Alberto, que ni siquiera sabían de la existencia de su tío.

Gracias a la prueba de ADN se pudieron confirmar que los sobrinos son los legítimos herederos y esto permitió firmar su certificado de defunción.

El heredero siempre hereda en Grupo Hereda.