Declaración de la renta. Fin de año:¿Debo declarar mi herencia?

Declaración de la renta. Fin de año:¿Debo declarar mi herencia?

Fin de año: Declaración de la renta.

¿Debo declarar mi herencia?

Cuando se trata de herencias, son muchas las dudas que pueden surgir entre los contribuyentes a la hora de presentar el IRPF. Una de ellas está relacionada con la necesidad de declarar o no una herencia.

La declaración anual del IRPF es un documento obligatorio para todos los contribuyentes españoles. Aunque los bienes heredados ya tienen una tributación específica incluida en el impuesto de sucesiones, pueden surgir dudas entre los contribuyentes a la hora de presentar su IRPF.

En respuesta a la pregunta inicial, no, no se tiene que declarar la herencia. Lo único que habría que declarar sería el importe obtenido al hacer uso y disfrute de la herencia, en un momento posterior.

¿Qué es el impuesto de sucesiones?

Lo primero que hay que saber es que una herencia está sujeta al impuesto de sucesiones y se considera una ganancia patrimonial. Este impuesto debe pagarse en los seis meses siguientes al fallecimiento, siendo posible solicitar una prórroga para cumplir con el procedimiento.

El impuesto de sucesiones lo paga la persona que hereda los bienes. Estos impuestos se calculan sobre el valor de dichos bienes y dependen de la relación entre el heredero y el fallecido, así como de la existencia de otros herederos. Además de los impuestos de sucesiones, cuando una persona fallece, dependiendo de su patrimonio, puede tener que pagar otros impuestos como el de transmisiones patrimoniales o el de plusvalías de bienes inmuebles.

¿Cómo afecta una herencia a la declaración de la renta?

A la hora de hacer la declaración del IRPF, hay que declarar todas las rentas que antes no tributaban porque la ley no las consideraba imponibles (por ejemplo: los intereses de las cuentas de ahorro). En este caso, hay que tener en cuenta que si alguien recibe una herencia de su padre o de su madre (y no hay ningún otro heredero), debe declararlo en su declaración de la renta porque ese dinero se sumará con el resto de ingresos recibidos durante el año.

¿Cuándo no hay que incluir la herencia en la declaración de la renta?

La herencia no tiene que incluirse en el IRPF una vez liquidado el impuesto de sucesiones, dicha ganancia patrimonial no tiene que incluirse en la declaración de la renta.

Aunque no hay que incluir los bienes recibidos por sí mismos, sí hay que declarar los beneficios que se obtuvieron de esos bienes. Es decir, hay que incluir en el IRPF los rendimientos patrimoniales de carácter económico que haya obtenido o generado el heredero.

Este caso aplica cuando un inmueble recibido por herencia se vende o se alquila, debe incluirse en la declaración de la renta ya que el contribuyente está obteniendo una ganancia patrimonial, la cual debe de ser declarada al final del año.

Si recibe una herencia de alguien que fallece en otro país y aún no ha establecido su residencia en España, puede estar exento de pagar este impuesto siempre que la declare en el plazo de un año desde que la recibió.

Para asegurarse de que su herencia se declara correctamente en su declaración de la renta, le recomendamos que consulte con un profesional que pueda guiarle en este proceso y explicarle lo que será necesario para presentar su declaración correctamente.

En ese caso si se encuentra tramitando una herencia y tiene duda sobre los impuestos a pagar, Grupo Hereda despacho especializado en derecho sucesorio puede brindarle apoyo en su proceso.

Consulta a uno de nuestros asesores sin compromiso y sin coste.

Herencia Internacional ¿Cómo pagar los impuestos?

Herencia Internacional ¿Cómo pagar los impuestos?

En una sociedad en la que hoy estamos acostumbrados a viajar por placer, o por trabajo, o para ver a los miembros de la familia, la distancia se ha superado gracias a la comunicación y a Internet. Es muy común en España tener familiares que residan en el extranjero o incluso que ellos mismos vivan allí incrementando los casos de  tener una herencia internacionale cuando fallece un familiar.

Cuando se hereda de una persona fallecida en otro país, puede ser confuso saber qué ley se aplica, si se aplica la ley donde fallece el causante, la ley en donde se encuentra el inmueble a heredar o por último si se aplica la ley en donde se encuentran los herederos.

 ¿Cuál es la ley que se aplica cuando se tiene una herencia en el extranjero?¿Cómo se tributa una herencia internacional?

 

La ley que se aplica a su herencia internacional depende del lugar en el que se encuentre, porque el valor de los bienes que hereda puede estar sujeto a impuestos en diferentes países.

 

El Reglamento Europeo 650/2012 sobre Sucesiones Internacionales establece que la ley del país en el que el fallecido tenía su residencia habitual en el momento del fallecimiento se aplica a cualquier herencia recibida allí. Sin embargo, si no era ciudadano de ese país (o de cualquier otro), es probable que su ciudadanía también influya en la forma en que se gravará su herencia.

 

Para esto es importante que se identifique en qué situación se encuentra:

 

En el caso de que el heredero resida en España. 

Cuando los bienes estén situados en España y la persona fallecida tuviera su residencia habitual en un país de la Unión Europea, se paga el Impuesto de Sucesiones del Estado español por todos los bienes de la herencia, tanto los situados en España como los situados en el extranjero. En el caso de que todos los bienes estén fuera de España. Los beneficios se pueden aplicar a la comunidad autónoma donde se encuentren la mayoría de estos bienes.

 

Si el heredero reside en España, pero los bienes pertenecen a una persona cuya residencia habitual está en otro país, se aplicará el Impuesto sobre Sucesiones del Estado Español a todos los bienes de la herencia, tanto los situados en España como los del extranjero. Si no hay bienes en España, se podrá aplicar el de la comunidad autónoma de residencia del heredero.

 

En el caso de que los herederos no residan en España. Heredan bienes situados en España de una persona que tiene su residencia habitual en la Unión Europea. En estos casos, sólo se debe pagar el impuesto de sucesiones español con respecto a los bienes situados en España, u opcionalmente aplicar la normativa local si se encuentra más valor.

 

Las implicaciones fiscales de las herencias en el extranjero son complicadas y hay mucho que considerar. Lo más importante que tiene que entender es que las leyes varían mucho según el país. Si no sabe exactamente qué impuestos tendrá que pagar, será muy difícil seguir con el presupuesto previsto.

 ¿A QUIÉNES PODEMOS AYUDAR?

– Si resides en España pero tienes una herencia en otro país

– Si resides en otro país pero tienes una herencia en España

Lo mejor es consultar con  profesionales especializados en herencia internacional. En GRUPO HEREDA con más de 25 años de experiencia dedicados a herencias internacionales y podemos ayudar a determinar qué ley se aplica a su situación para que pueda evitar cualquier problema con los impuestos u otras cuestiones relacionadas con la transferencia de sus activos al extranjero.

 

Si necesitas ayuda, no dudes en contactar al 915 48 75 50 o escríbenos a info@grupohereda.com. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Herencias abandonadas: Un problema frecuente

Herencias abandonadas: Un problema frecuente

Herencias abandonadas por fallecimiento de su propietario ¿Es normal que una persona desconozca que tenía una herencia?

La respuesta es que se trata de un problema más frecuente de lo que creemos. 

La labor de los genealogistas sigue siendo desconocida. A pesar de que esta profesión es abiertamente reconocida en otros países de Europa como Bélgica, Francia o Reino Unido, en España se desconoce esta actividad y problemática que soluciona. 

El Estado Español si contempla estos casos, donde tras fallecer una persona sin hijos o parientes cercanos directos, la vivienda queda deshabitada y sin que nadie la reclame, produciéndose el abandono de la misma. Es por ello que cuando se da esta situación, el propio Gobierno lo hace público a través del BOE, haciendo un último intento por encontrar a posibles herederos de estas viviendas, que frecuentemente son más de una e incluyen más patrimonio como dinero procedente de seguros y ahorros en cuentas bancarias, entre otros. 

Aunque en la mayoría de los casos, dado el gran volumen que existe en nuestro país de viviendas abandonadas,  tampoco llega a conocerlo ni Administración ni familiares directos que tenían derecho a heredar.

Grupo Hereda: Empresa pionera en España en la búsqueda y localización de herederos

Ante la falta de profesionalización en nuestro país, Pedro Fernández CEO de Grupo Hereda,  comenzó un nuevo proyecto formado por genealogistas y abogados expertos en genealogía sucesoria. El proyecto formado hace 20 años, consistía en la investigación y búsqueda de estos herederos que al no ser de descendencia directa de la persona fallecida, desconocen la existencia de su condición de herederos y por tanto el patrimonio que les corresponde legalmente. 

¿Cómo comienza nuestra investigación? ¿Qué necesitamos de nuestros futuros clientes?

Los casos más frecuentes suelen comenzar cuando una persona fallece sin testamento y sin descendencia directa (padres vivos o hijos) . Como no existe un familiar conocido que sepa de este fallecimiento, sus propiedades quedan abandonadas y cerradas durante muchos años, siendo objeto de okupación ilegal y de estado de insalubridad en estos pisos que, por el paso del tiempo acaban surgiendo problemas a los vecinos.

Los propios vecinos, presidentes de la comunidad o administradores de fincas son los que se ponen en contacto con nuestro despacho de abogados. Grupo Hereda cuenta con especialistas en genealogía sucesoria, que se encargan de investigar y de obtener los certificados necesarios para que una vez se localiza y se contacta con el heredero, estos no tengan que preocuparse por nada ni adelantar ningún pago, hasta una vez cobrada la herencia.

Creía que se trataba de una estafa: Desconocidos herederos y herencias yacentes

Cuando uno de nuestros profesionales «cazaherederos» notifica una herencia, la primera reacción es la incredulidad. Hasta que estos herederos no aceptan esa herencia que desconocen, la herencia se encuentra en estado de «herencia yacente».  Desde que fallece la persona propietaria hasta que sucesores aceptan ser herederos. 

Y es que nuestros genealogistas notificarán siempre de herencias donde el heredero sea legítimo aunque este lo desconozca,  ya sea porque aparece en el testamento o porque es heredero por un vínculo familiar y le corresponde la herencia. 

¿Cómo saber que no se trata de una estafa?

¿Y si la herencia es más un problema que un beneficio? Con Grupo Hereda el heredero siempre va a heredar un beneficio. Antes de notificar al futuro heredero del patrimonio, se realiza una minuciosa investigación de toda la masa patrimonial, deudas, estado de las propiedades, etc. Por lo que una vez firmen el contrato con nuestro despacho el heredero tendrá diferentes opciones:

– Vender los derechos hereditarios: Si no le interesa mantener las propiedades y obtener liquidez

– La venta de las propiedades a través de nuestros profesionales inmobiliarios

– Beneficiarse y quedarse con el patrimonio y masa hereditaria 

Para asegurarse que no se trata de una empresa que le estafará, asegúrese que nunca le piden dinero por adelantado, nosotros nunca lo hacemos, y en todo caso somos nosotros quien adelantamos los gastos. Confía siempre en una empresa con experiencia y verificada como lo llevan haciendo nuestros herederos durante más de 20 años.

¿Tienes dudas?

Llámanos al 91 548 7550 o escríbenos a  info@grupohereda.com 

Microfilmación: ¿Para qué sirve?

Microfilmación: ¿Para qué sirve?

La Microfilmación ¿Para qué sirve? Es una de las herramientas más útiles a la hora de realizar una investigación sobre una persona.  Estas no se encuentran en cualquier sitio, sino que para poder acceder a ellas hay que ir a lugares determinados.

Concretamente en Madrid existe el Archivo General de la Villa. Esta institución aparece por primera vez durante el reinado de Carlos I (1525) pero se acabó de organizar tres siglos después. En este lugar hace más de 300 años que se gestiona, describe, conserva y difunde los documentos generados por el Ayuntamiento de Madrid y otros Ayuntamientos anexionados.

Según la propia institución “sus documentos ocupan hoy 20 kilómetros lineales de estanterías y está en proceso de ampliación”.

Para poder acceder a esta información hay que solicitar unas cintas llamadas microfilms, que luego se leerán en la máquina de microfilmación. Los microfilms pueden durar 100 años o más sin alterar su composición. Se trata de una herramienta que se utiliza para preservar voluminosos archivos históricos. El Archivo de la Villa de Madrid conserva en estas cintas, fueros, padrones, actas, libros de enterramientos, etc. Gracias a esta herramienta nuestros investigadores de Grupo Hereda consiguen información muy valiosa para localizar a los herederos de fallecidos sin familia conocida.

 

 

¿Cuándo se usa el microfilm en investigación sucesoria?

Cuando Grupo Hereda recibe una consulta en la que es necesario localizar a un heredero la investigación comienza teniendo un nombre y un apellido. En la mayoría de los casos disponen de muy pocos datos, y por ello contamos con un gran equipo de investigación especializado en genealogía sucesoria, búsqueda y análisis de todo tipo de documentación para dar con el paradero del heredero o los herederos legítimos.

Para poner nombre y apellidos a nuestro objetivo necesitamos configurar el árbol genealógico sobre el causante (la persona fallecida). En las cintas de microfilm, nuestro equipo de investigación busca información acerca de dónde vivía la familia del causante, cuántos miembros tenía, cuáles eran sus profesiones y procedencias, entre otros datos que nos puedan ayudar.. Hará falta observar y analizar unas cuantas cintas para poder dar con la evolución de la familia y lograr formar el árbol y poder dar así con el paradero de los herederos vivos.

Existen muchos casos en los que suele perderse la pista de las personas que investigamos, sobre todo porque estos han salido fuera de la capital. En pueblos o ciudades pequeñas el equipo de investigación no cuenta con este archivo, por lo que tiene que obtener la información de esquelas de periódicos a través de hemerotecas, preguntando a vecinos, buscando en libros de parroquias, visitando cementerios, etc.  Y poder dar así tanto con la documentación necesaria para poder tramitar la herencia, como con las personas que pueden heredar en el caso de que se trate de una herencia sin testamento. 

A este tipo de investigación, que se realiza “in situ”, y los mismos profesionales internos del departamento la conocen como «realizar investigación de campo» . Para ello, nuestros genealogistas se desplazan por todo el territorio nacional, realizando visitas a Archivos, a Registros, Juzgados y Cementerios, donde recogen información para poder seguir trabajando.

En muchas ocasiones, las averiguaciones de campo se inician en una localidad pero el estudio de la documentación hace que el equipo se tenga que desplazar a otra ciudad, pueblo o pedanía, en ocasiones a lugares muy distantes en la geografía, para poder seguir elaborando el árbol genealógico. Es por eso que el trabajo de nuestros genealogistas de Grupo Hereda lo realizan de manera metódica, con estudio minucioso de la documentación recogida, laboriosa y eficiente. En este sentido, las máquinas de microfilmación son un gran aliado, ya que les permite visualizar una gran cantidad de información en menos tiempos del que deberían invertir revisando y estudiando libros manuscritos y de forma más eficaz.

El hallar a los herederos es muy importante. Contamos con todo tipo de clientes que necesitan encontrar a una persona que herede una propiedad porque el propietario ha fallecido y es objetivo de mafias expertas en okupaciones, porque les interesa el comprar la propiedad pero su propietario ha fallecido y no saben de quien es, o hay problemas de insalubridad o de impagos en el piso vecino ya que el propietario ha fallecido y no se sabe quién puede hacerse cargo. Entre otras muchas razones llaman a Grupo Hereda, ya que solucionamos todos estos problemas, lo investigamos y encontramos con esta y muchas más herramientas que estén a nuestro alcance y de forma totalmente gratuita para vecinos, comunidades, y administradores de fincas. 

Conoce uno de nuestros casos, la historia de Adriana a quien hemos encontrado después de unos meses de investigación y entregrado una herencia por sorpresa

¡NO DUDES EN CONTACTARNOS Y CONTARNOS TU CASO!

TEL: 915 48 75 50

Info@grupohereda.com

Pisos vacíos y okupados

Pisos vacíos y okupados

Pisos vacíos y okupados debido al fallecimiento del propietario: La mayor codicia del okupa.

¿En tu comunidad hay residentes que son okupas? Estos son los problemas que puedes tener:

Cuando un propietario de un inmueble fallece sin parentesco conocido, los herederos legítimos al ser lejanos no les llega a su conocimiento esta pérdida.. Como consecuencia estas viviendas quedan abandonadas, suponiendo no sólo el prejuicio económico para el heredero legítimo y las Administraciones Públicas sino graves problemas para sus vecinos.

Las cifras del fenómeno de la ‘okupación’ abundan más en pisos antiguos, abandonados o inacabados, los pisos más «codiciados» para ocupar son los que han permanecido cerrados durante mucho tiempo, también aquellos que pertenecen a entidades bancarias, fondos de inversión y a parques públicos de alquiler.

Los residentes de pisos, que han sido apoderados por gente ajena, se suelen ver envueltos en una serie de problemas, ya que se producen también conexiones ilegales a las redes de gas, agua y luz que pueden entrañar diversos riesgos, no sólo para las familias ocupantes, sino para el entorno. A lo que tienen que sumar las familias “okupas” la insalubridad, inseguridad y estrés que significa vivir en unas condiciones deficientes de esa manera e incluso las propias viviendas de toda la comunidad de vecinos pierden valor.

¿Tus vecinos son ‘okupas’? Estos son los problemas que pueden acarrear

 

    1. Enganches a la instalación eléctrica : La mayoría de estos inmuebles pertenecen a comunidades de vecinos y casi nunca suelen pagar ningún tipo de cuota y tampoco electricidad ni agua. Estos “enganches”  no sólo ponen en peligro a los propios okupas, sino que las actividades y las obras que se están acometiendo pueden afectar a la propia estructura del edificio poniendo en riesgo a los propios vecinos.
    2. Deudas con la comunidad: Lamentablemente otro de los problemas más comunes relacionados con los okupas son las deudas con la comunidad. El tipo de perfil de personas que ocupan estas viviendas no pagan sus obligaciones y cuotas o derramas necesarias, por lo que van generando deudas y gastos a los vecinos que van aumentando con el tiempo.  Los okupas generalmente no cuentan con seguros, no hacen reparaciones ante fugas de agua o luz, causando daños al propio edificio y con ello un gran gasto económico.
    3. Pérdida de valor de tu propio hogar. Las deudas, los enganches de los enumerados anteriormente hace que la propia imagen de la comunidad de vecinos quede dañada, cayendo el precio de todos los inmuebles vecinos entre un 40 y un 60% aproximadamente, por no hablar de la dificultad a la hora de venderlo.
    4. Conflictos violentos. En otra gran parte de los casos, existen mafias que se dedican a vigilar pisos que pueden estar abandonados para alquilarlos con un precio bastante económico. En otros casos además surgen muchos incidentes violentos con los propios vecinos, que se sienten inseguros en sus propias casas y en la gran mayoría de los casos es difícil conseguir que las autoridades tomen medidas rápidas y tapien esos problemáticos edificios.

¿Cómo puedo actuar si mis vecinos son okupas?

Un vecino o la misma comunidad de propietarios puede recurrir a la vía judicial y reclamar la expulsión de los okupas si estos llevan a cabo actividades peligrosas, que conlleven insalubridad, que realicen actividades prohibidas. Los vecinos deben ser representados por el presidente de la propia comunidad de propietarios, estos deben de secundar una demanda por la vía civil en la que se denuncien dichas conductas y se reclame la expulsión de los denunciados, extremo que en última instancia es atendido o rechazado por el juez.

Para evitar tener que ir a la Justicia, lo mejor es prevenir antes que curar. En el caso de que en tu comunidad exista un piso vacío o abandonado, puedes evitar que sea okupado o que cree problemas de salubridad por permanecer demasiado tiempo cerrado con tan solo una llamada. En Grupo Hereda somos expertos abogados genealogistas y realizamos gratuitamente tanto para vecinos como administradores de fincas  la investigación para encontrar los herederos de esa vivienda abandonada y de esta forma evitar que sea okupada  o, en el caso de que los hayas, negociar su salida junto con los legítimos propietarios evitando así que se creen estos conflictos y deudas con la comunidad, acabando con todos los problemas.

En el caso de que la vivienda de tu comunidad ya esté okupada,  como vecino puedes intentar que la Justicia investigue un apoderamiento de la vivienda, presentando una denuncia, pero resulta complejo que prospere y requiere de mucho tiempo . En Grupo Hereda  contamos con un equipo de abogados especializados que realiza la investigación de una forma más rápida, dependiendo de la complejidad del caso, acabamos con el problema en alrededor de 8 meses. Procederemos a encontrar al heredero, entregarle su herencia y negociar la salida de los apoderados. 

 

¿Quién paga las deudas de una vivienda abandonada?

¿Quién paga las deudas de una vivienda abandonada?

En ocasiones, más vale prevenir que curar. Aunque las situaciones que se van a plantear son hipotéticas y no nos estemos refiriendo a ningún caso real en concreto, estas pueden ser realidades que en un momento u otro pueden afectarte a ti, por lo que es conveniente conocer la forma en la que actuaremos.

Soy un administrador de fincas, un presidente de una comunidad de propietarios o un vecino cualquiera de un pequeño bloque de inmuebles. Uno de los propietarios ha fallecido y nunca nadie vio pasar por allí a sus hijos, cónyuge o posibles herederos. Entonces… ¿Quién paga las deudas de una vivienda abandonada?

En el mejor de los casos, la vivienda será reclamada por el legítimo sucesor del causante (el fallecido), por lo que no habría demasiado problema. Ahora… ¿qué ocurre si esto no sucede así?

Poniéndonos en una perspectiva positiva, la vivienda, hasta el momento de la defunción, no tenía deudas sin pagar, por lo que se irán acumulando las venideras, lo que puede suponer una ‘ruina’ para una pequeña comunidad. Y sí, este es el mejor de los panoramas.

Y en la peor de las situaciones, el causante fuera un moroso que puede haber fallecido antes de que se iniciara el correspondiente procedimiento judicial. De forma que no solo se irán acumulando las deudas desde la fecha de defunción, sino que también habría que sumarle todas las anteriores, lo que puede llegar a ser un verdadero quebradero de cabeza.

La pregunta del millón (o de la deuda que debe ser resuelta), y a mí, como administrador de fincas, presidente o vecino, ¿quién me paga esta cantidad debida?

u

¿Existencia o no de herederos?

En estos casos, cambia mucho, en cuanto al nivel de complejidad, poder llegar a conocer si hay posibles y legítimos herederos a que se desconozca la total existencia de los mismos. 

El primer caso puede resultar el más sencillo (aunque no necesariamente en costes y tiempo), o por lo menos el que más claro resulta cuáles son las acciones a llevar a cabo.

Se conoce al heredero

Ante todo y como primera opción, siempre, habría que intentar apostar por resolver el conflicto directamente con la persona en cuestión. Si se ha investigado y se sabe que hay un posible heredero (descendiente, cónyuge o ascendiente), incluso de hasta cuarta generación y las posibilidades de heredar que plantea el artículo 1.006 del Código Civil, y se conoce su paradero, habría que intentar contactar con él y comunicarle la situación.

Aquí se pueden plantear otra serie de obstáculos: 

  • Una vez tramitada la herencia, el heredero puede usar parte de la masa hereditaria para hacer frente a las deudas contraídas con la herencia, sin que tenga que ser pagado de su propio patrimonio.
  • El heredero ni acepta ni rechaza el testamento de la herencia.
  • El heredero renuncia a la herencia.

De esta forma, habría que recurrir a la vía judicial e interponer una demanda contra la herencia yacente (sin titular) del fallecido en la persona del heredero conocido. Esto sirve para que el procedimiento pueda personarse en nombre de este sucesor conocido.

Nadie puede obligar a un heredero a aceptar una herencia y pagar las deudas e impuestos correspondientes, por lo que en ese caso, la masa pasaría al siguiente heredero, en orden de prioridad, en caso de haberlo, y si no existiese plantearíamos la siguiente situación.

No hay herederos o se desconoce su existencia

En este caso, la demanda se dirigiría contra la herencia yacente del fallecido, sin más datos y sin poder designar otro domicilio más que el del causante de la reclamación.

Este es un proceso que juega en nuestra contra, principalmente en tema de tiempo. Se trata de un trámite muy largo, periodo en el que las deudas se seguirán acumulando, o lo que es aún peor, que tú mismo, como vecino, tengas que aumentar considerablemente tu cuota comunitaria para hacerlas frente.

¿Cuáles son los obstáculos a tener en cuenta?

  • Acreditar debidamente el fallecimiento del acusado, ya que sin esta prueba muchos juzgados no aceptan a trámite el caso desde el principio. Esto supone ir al Registro Civil y conseguir la documentación si la hubiere, ya que en algunas zonas o pueblos, estos datos no están informatizados todos (y más si han pasado algunos años desde el suceso) y tocaría posiblemente esperar, si no es necesario aportar más datos aparte del nombre, apellidos y lugar de defunción.
  • Problemas y tiempo en la ejecución del embargo. Un procedimiento judicial que según algunos informes puede conllevar una media de cinco años.
  • Que algunos okupas entren en la vivienda abandonada, lo que supondría un nuevo trámite judicial. Este es un riesgo muy real en los inmuebles españoles, por lo que cuanto más tiempo pase la vivienda sin un residente, mayor será las posibilidades de poder encontrarse con este problema. 

Existe otra opción a tener en cuenta:

El Estado. Como hemos explicado alguna vez, las instituciones públicas tienen un año para adjudicarse la propiedad de ese inmueble. El Estado no suele investigar de oficio, por lo que es necesario que le llegue una denuncia de alguien, a la vez que se presenten pruebas del fallecimiento y de la inexistencia de herederos. Bien es cierto que esa persona que comunica la situación de la vivienda abandonada puede obtener hasta un 10% de la masa hereditaria en concepto de recompensa, pero antes, el Estado tiene que anunciar en el BOE que se están buscando herederos que reclamen ese inmueble y esperar hasta asegurarse que nadie lo reclama. Esto, también, puede ser una fuente de información para muchos okupas, que serían conocedores del lugar. 

En cualquier caso, todo esto conlleva un esfuerzo en pruebas, tiempo y, sobre todo, dinero que nadie paga y se va acumulando en forma de deudas para todos los propietarios y/o administradores.

u

Entonces, ¿qué puedo hacer?

A lo largo del artículo hemos planteado diferentes casos que podrían darse o en los que podría verse envuelto tu comunidad. Algunos son más fáciles de solventar, empezando por aquellos en los que hay un heredero o por lo menos se puede personificar un sujeto que debería pagar las deudas, en caso de no querer renunciar a toda la herencia.

Aquí te planteamos la última de las soluciones, y no por ello la menos importante, de hecho, la más eficiente en cuanto a tiempo: llama a Grupo Hereda. Somos un bufete de abogados especialistas en herencias y expertos en genealogía sucesoria, por lo que hacemos una incansable labor de búsqueda de posibles herederos, hasta que damos con alguno legítimo. 

Ofrecemos un programa de apoyo gratuito a los administradores de fincas para casos como los anteriormente enunciados y aseguramos una resolución en un plazo de 3-8 meses, muy inferior a cualquier procedimiento judicial en el que podría verse envuelto una comunidad de propietarios. La primera consulta es completamente gratis y es que, ante todo, pensamos en ayudarte, nuestro trabajo no es teórico, sino ofrecer soluciones.

¿Quién paga las deudas de una vivienda abandonada?

Esperamos que te haya servido de utilidad todo esto, por lo menos para hacerte una idea de lo complejo que pueden llegar a resultar ciertas herencia y procedimientos; además de todo lo que puede acarrear. ¡Esperamos vuestros comentarios sobre los casos que hayáis vivido o visto y estaremos encantados de responderos a cualquier duda que podáis seguir teniendo!