¿Conflictos a la hora de vender un piso heredado?

¿Conflictos a la hora de vender un piso heredado?

Este tipo de problemas es habitual a la hora de repartir los bienes de una herencia. Suelen aparecer habitualmente en aquellas herencias de familias numerosas, pero el mayor problema surge cuando estos herederos aceptan la herencia pero no han llevado a cabo la partición de los bienes. En este caso, independientemente del número de bienes o del número de herederos que haya, todos son dueños de todo.  

Para entender el procedimiento en este tipo de casos, vamos a recurrir a un ejemplo sencillo, comenzando por recordar algunos principios básicos:

 

Imaginemos que fallece una persona, quedando como herederos en testamento 3 hermanos a partes iguales, en cuya herencia consta el activo de una vivienda y una finca. Los herederos no se ponen de acuerdo en la partición de dicha herencia y uno de ellos quiere solicitar la división de la cosa común, dejando de ser copropietario junto con los demás hermanos en estos bienes. ¿Qué significa esto? ¿Qué ocurre entonces?…

Aceptación de la herencia

  1. En primer lugar, después del fallecimiento de dicha persona, se debe proceder a la aceptación de la herencia por parte de los hermanos. 
  2. En segundo lugar, en caso de que los tres hermanos hayan aceptado la herencia y por tanto, la comunidad hereditaria pase a ser adjudicada entre los mismos, se procederá a la partición de la herencia.

 

Debemos tener claro que, hasta que no se produzca la partición de dicha herencia, no se podrá iniciar el procedimiento de división de la cosa común, a no ser que la herencia esté compuesta únicamente por un solo bien, en cuyo caso la comunidad hereditaria se convierte en una copropiedad aún antes de la partición.

En caso de tratarse únicamente de un solo bien, por ejemplo de una vivienda, a cada hermano le corresponde un tercio de la misma, lo que se conoce como proindiviso o comunidad de bienes. Cada una de las partes correspondiente a los hermanos se representa con un porcentaje de la vivienda, sin poder concretar la parte exacta de la misma que le pertenece a cada uno. 

Partición de la herencia

Continuando con el ejemplo anterior, en donde existe más de un bien, se procederá a la partición de la herencia para que los herederos sean copropietarios de la vivienda y de la finca. En caso de que dos de los hermanos quieran vender las propiedades pero uno de ellos no estuviera de acuerdo, este último podría hacer dos cosas:

  1. Adquirir la partición de los bienes.
  2. Vender los bienes a un tercero y posteriormente repartirse el precio según la partición del bien. 

 

Aquí es normal que surja la siguiente pregunta: ¿Puede un sólo hermano vender la totalidad de la vivienda? La respuesta es no. Éste necesitará contar con el consentimiento del resto de hermanos para que la venta de la vivienda sea efectiva. Sin embargo, cada uno está en su derecho de vender su parte de la vivienda. 

División de la cosa común

Siguiendo con la segunda opción anteriormente planteada, en caso de no llegar a un acuerdo, cualquiera de los hermanos podría solicitar un procedimiento judicial de división de la cosa común.

Este procedimiento consiste en sacar a la venta en una subasta pública dicho bien. Una vez que el bien se venda, se procederá a repartir el precio obtenido, en proporción al porcentaje del que cada hermano era propietario. 

Debemos tener en cuenta lo que supone comenzar un procedimiento judicial como este, en relación a los costes que pueda conllevar el mismo, debido a la intervención necesaria del abogado y procurador, además de un perito judicial nombrado por el mismo juzgado, quien realizará la valoración monetaria del bien en cuestión. En caso de disconformidad por parte de los hermanos con la valoración realizada por dicho perito, éstos podrían impugnar la misma, decidiendo así su propio perito tasador

Los documentos necesarios para llevar a cabo la partición judicial de dicho inmueble son, desde los títulos de propiedad y el certificado de defunción del fallecido, hasta el certificado de últimas voluntades y el testamento. Una vez el juez tenga todos estos documentos, procederá a designar un perito judicial para formar el cuaderno particional con el reparto de dichos bienes. 

Finalmente, una vez se haya realizado todo lo expuesto anteriormente, el bien en cuestión se someterá a subasta pública, siendo adjudicada al mejor postor. 

 

Desde Grupo Hereda, basándonos en los años de experiencia que nos avalan en el despacho, siempre aconsejamos evitar llegar a una situación de este tipo, intentando previamente llegar a un acuerdo entre las partes. 

Así pues, si te encuentras en una situación similar a la anterior o tienes cualquier duda acerca de cómo tramitar una herencia, no dudes en ponerte en contacto con nosotros de forma gratuita llamando al 915 487 550 o escribiéndonos un email a través de info@grupohereda.com.

 

 

Herederos a la fuga: ¿Qué ocurre cuando un heredero no aparece para aceptar la herencia?

Herederos a la fuga: ¿Qué ocurre cuando un heredero no aparece para aceptar la herencia?

En numerosas ocasiones, el heredero se niega a aceptar la herencia, ya sea por prudencia, por la existencia de algún conflicto familiar, deudas, o por cualquier otra razón. 

Debemos tener claras estas dos posibles situaciones:

  • En primer lugar, el fallecido ha decidido quienes son los herederos. 
  • En el segundo, la ley determina quiénes están llamados a heredar. 

 

En ambas, los herederos deben aceptar o renunciar a la herencia, para posteriormente comenzar el reparto. 

No son pocas las situaciones que, por problemas familiares, principalmente, algún heredero adopta una actitud pasiva y se niega a acudir a la notaría para indicar su voluntad respecto al testamento. Esto provoca una situación de bloqueo, impidiendo que el resto pueda continuar con el reparto.

El artículo 1.105 del Código Civil establece una herramienta legal para terminar con las herencias que no se solucionan por culpa del heredero, que se niega a firmar la herencia.

Se afirma que cualquier persona con interés en que un heredero acepte o rechace la herencia, puede acudir a un notario. Una vez esta persona acuda allí, puede pedirle al notario que realice una interpretación notarial. En el momento en el que el heredero que se niega a firmar dicha herencia, reciba la interpretación notarial, deberá contestar si la acepta o rechaza.

 

Pongámonos en el caso en el que algún heredero no quiera o no aparezca para la aceptación de la herencia. En ese caso, encontramos dos posibles formas de proceder:

 

1. Vía notarial

La solución que aporta la vía notarial es reunir a herederos, entre los que sumen más del 50% de las cuotas a heredar.

Hay ocasiones en las que nos encontramos ante una herencia, en la cual todos los llamados a heredar han aceptado, pero no se ha comenzado el reparto de los bienes y deudas aún, por ejemplo, por algún tipo de desacuerdo entre ellos.  

En estos casos, existe una comunidad hereditaria en la que cada uno es dueño de un porcentaje de la herencia, pero no tiene atribuidos bienes concretos.

Si uno de estos herederos acepta el requerimiento notarial, pero sigue con su actitud pasiva, ya no es necesario acudir a la vía judicial para conseguir el reparto cuando los herederos se nieguen a realizar la partición de la herencia. 

Si a estos herederos les corresponde más del 50% de la herencia, pueden acudir al notario para desbloquear la situación, solicitando así una persona que realice la partición. En este caso, el contador partidor realizará la partición y podrá ser aprobada por los herederos. Si no la aprueban todos los herederos, será necesaria la aprobación del notario. 

 

2. Vía judicial

Antes de 2015, esta era la única forma de poner solución a la falta de acuerdo o colaboración entre herederos. Con la entrada en vigor de la Ley de Jurisdicción Voluntaria ese año, se permite que el notario solvente este tipo de situaciones a través de los mecanismos anteriormente descritos en la vía notarial. 

En cualquier caso, la vía judicial supone un procedimiento más largo y más costoso. Se trata de un procedimiento de jurisdicción voluntaria: A través de este, se notifica a los herederos que no aparezcan a heredar y se nombra un contador partidor. Una vez esté nombrada esta persona, se procederá a dividir la herencia como si fuera un perito judicial.  Por otro lado, los herederos que no han comparecido, no pueden oponerse al reparto. 

Así lo viene a señalar el artículo 1057.2 del Código Civil: “No habiendo testamento, contador-partidor en él designado o vacante el cargo, el Juez, a petición de herederos y legatarios que representen, al menos, el 50 por 100 del haber hereditario, y con citación de los demás interesados, si su domicilio fuere conocido, podrá nombrar un contador-partidor dativo, según las reglas que la Ley de Enjuiciamiento Civil establece para la designación de Peritos. La partición así realizada requerirá aprobación judicial, salvo confirmación expresa de todos los herederos y legatarios”.

¿Cuáles son las razones principales por las que los herederos no aparecen para aceptar la herencia?

 

  • No quieren saber nada de la herencia porque no tienen una buena relación con sus familiares o porque ya son mayores y no tienen ningún interés.
  • No aparecen porque temen que la herencia pueda tener deudas y deban hacerse cargo de ellas.
  • No aparecen porque no tienen conocimiento de que son herederos o porque se encuentran en otra ciudad o país y no tienen contacto con ningún familiar o amigo.

 

Lo que muchos no conoces: la genealogía sucesoria

 

En este último caso, existe una solución que muchos no conocen, y es la genealogía e investigación sucesoria, que es el estudio y seguimiento de la descendencia de una persona o familia, con el fin de realizar un llamamiento a la sucesión. Únicamente genealogistas especialistas en la búsqueda de herederos conocen de esta labor y logran ayudar a resolver la tramitación de herencias que en principio se encuentran bloqueadas por falta de un heredero. 

En Grupo Hereda, somos abogados especialistas en la tramitación de herencias, con más de 20 años de experiencia. Hemos visto muchos casos en los que un heredero no aparece para aceptar la herencia y ayudamos a nuestros clientes a solucionar el problema con éxito para que la tramitación no se quede bloqueada durante años.

Si te encuentras en alguna situación similar a las anteriores, no dudes en ponerte en contacto con nosotros, estaremos encantados de ayudarte. 

Contáctanos

 

¿Quién tiene que pagar las deudas del fallecido?

¿Quién tiene que pagar las deudas del fallecido?

En el momento en el que fallece una persona, deben llevarse a cabo una serie de trámites. Entre ellos, se encuentra la partición de la herencia

Lamentablemente para los beneficiarios, las deudas de la persona fallecida también se heredan. 

Es bastante común, que los herederos no tengan clara la situación de las cuentas bancarias  o préstamos bancarios del fallecido. Por este motivo, lo que se debe hacer es acudir a la Central de Riesgos del Banco de España, y solicitar allí la información correspondiente, para comprobar la existencia de préstamos sin pagar u otras deudas por parte del fallecido. 

Una vez hayan solicitado la información y tengan clara la existencia de posibles deudas, deben ver si pueden o no hacer frente al pago de las mismas.

 

En caso de que SÍ pudieran hacer frente al pago de las deudas en la herencia

Si una vez que los herederos, disponiendo de toda la información, estuvieran dispuestos a hacer frente al pago de las deudas, pueden aceptar la herencia.

 

En caso de que NO pudieran hacer frente al pago de las deudas en la herencia

Si por el contrario, los herederos ven que las deudas del fallecido son mayores de lo que ellos podrían afrontar, existe la opción de renunciar a la herencia.

En otras ocasiones se opta por renunciar a la herencia debido a los elevados impuestos a la hora de aceptar los bienes. 

 

También puede ocurrir, que los herederos quieran hacerse cargo de las deudas del fallecido, pero no dispongan en ese momento de la liquidez necesaria para afrontarlas y/o pagar el impuesto de sucesiones. Para ello, es recomendable tener claro el inventario de la herencia para saber si además de créditos o préstamos, existe alguna cuenta bancaria con suficiente líquido para pagar dichas deudas.  Así, la deuda puede ser amortizada con la misma herencia y no directamente con el dinero de nuestro bolsillo. 

 

Otra opción es recurrir a la herencia a beneficio de inventario: 

 

Esta opción permite al heredero no tener que hacer frente a las deudas con su patrimonio, pagando las mismas única y exclusivamente con el patrimonio de la herencia, de forma que se protege ante la posibilidad de heredar obligaciones inesperadas, recibiendo únicamente la parte de herencia que queda tras eliminar las deudas. 

En este caso, es necesario hacerlo ante un notario y durante las primeras semanas tras conocer el derecho a heredar. Las cuentas pendientes se pagan a los acreedores con los bienes que éste tenía y si sobra algo se reparte entre los herederos, evitando así poner en peligro su patrimonio. 

En esta fase no se está aceptando la herencia, se están evaluando todos los bienes de los que se puede hacer uso (que forman parte del inventario), por ello es fundamental para profundizar en el significado y alcance del inventario.

La persona con mayor parte del legado, deberá elaborar un inventario con los bienes y las deudas del fallecido.

Si los interesados consideran necesaria la intervención de peritos para su valoración, los designa el notario.

El inventario contiene relación de los bienes del causante, así como las escrituras, documentos y papeles de importancia que se encuentran, referidos a bienes muebles e inmuebles.

La formación de un inventario fiel y exacto es la pieza clave de todo el proceso, es la garantía para los acreedores y legatarios. 

abogados de herencias

Impuesto de Sucesiones

El tema de impuesto de sucesiones siempre viene cargado de infinitas dudas, aún más si es por un caso internacional. ¿Qué legislación se debe aplicar cuando la herencia tiene elementos extranjeros? Si soy heredero residente en España y tengo bienes en Francia o viceversa, ¿he de pagar el impuesto de sucesiones en Francia o en España?
A raíz de la crisis económica, existen muchas herencias con deudas y herederos que se ven obligados a renunciar a las mismas. 

Algunas veces, los herederos piensan que les corresponden grandes bienes inmuebles o una gran cantidad de dinero. Sin embargo, al estudiar el caso, se descubre todo lo contrario: la herencia contiene muchas deudas. 

Por este motivo, es muy importante revisar atentamente toda la información acerca de los posibles bienes a heredar para evitar futuros problemas. 

Si tiene alguna duda, de algún caso concreto, no dude en ponerse en contacto con nosotros. Desde Grupo Hereda, especialistas en la tramitación de herencias y la búsqueda de herederos, estaremos encantados de ayudarle en todo lo que podamos. 

¿Cómo saber si me han dejado una herencia?

¿Cómo saber si me han dejado una herencia?

Al fallecer una persona, ya sea familiar o amigo, muchas veces tenemos la duda sobre si nos han nombrado herederos o no, y pensamos que los abogados especialistas en herencias nos pueden ayudar a buscar o determinar los bienes. Sin embargo esto no es posible, porque no es una información pública y quienes pueden solicitarla son los posibles herederos. 

Por esta razón, te recomendamos seguir los siguientes pasos:

  1. Determina si el fallecido ha otorgado testamento
  2. Identificar las propiedades que ha dejado el fallecido
  3. Averiguar si el fallecido tenía más bienes

 

¿Cómo averiguar los bienes de una herencia?

1. Determina si el fallecido ha otorgado testamento:

 

En primer lugar necesitamos saber si el fallecido dejó testamento o no, para ello debemos solicitar el certificado de últimas voluntades en la oficina central del Ministerio de Justicia y presentar el Modelo 790. Si quieres saber todos los pasos para conseguirlo entra a este artículo.

Con el certificado de últimas voluntades podrás confirmar si ha dejado testamento, y en ese caso conocer ante qué Notario lo ha realizado para poder solicitar la apertura del mismo. 

Para ello necesitarás presentar una serie de documentos que demuestren la relación con el fallecido, sin embargo recomendamos contactar directamente con el Notario ya que según el caso piden diversos documentos para comprobar el vínculo pero en principio los más importantes a llevar son el certificado de últimas voluntades y un documento de identidad que demuestre el interés legítimo. 

Una vez abierto el testamento, podrás conocer los bienes (si los ha mencionado) y la repartición de los mismos. Sin embargo ten en cuenta que en España siempre debe respetarse la legítima

Y si no ha otorgado testamento, ¿qué sucede? ¿cómo puedo averiguar si tengo una herencia?

Para empezar, debes tener la certeza de que eres heredero, es decir que tienes algún vínculo sanguíneo o afectivo con la persona fallecida. En las herencias sin testamento se debe proceder a realizar la declaración de herederos, que es el documento que designa quienes son los llamados a heredar conforme la Ley, para conocer el orden puedes entrar aquí.

Si estás seguro de ser heredero y no conoces los bienes que dejó la persona fallecida debes:

 

2. Identificar las propiedades que ha dejado el fallecido:

Para averiguar las propiedades que ha dejado el fallecido puedes acudir al Registro de la Propiedad Central del lugar de fallecimiento de la persona para solicitar los documentos que indican los inmuebles que están a su nombre o puedes solicitarla directamente por Internet en: http://www.registradores.org/

Nota de Localización

Te ayudará a determinar qué bienes inmuebles tenía la persona en el territorio español.

Al ingresar debes seguir los siguientes pasos:

  1. Haz click en Registro Online
  2. En la sección de Trámites con el Registro de Propiedad haz click en Nota de localización de una finca 
  3. Si no tienes cuenta, debes crear una. Los datos que necesitarás son: nombre, cuenta de correo electrónico, teléfono, tarjeta bancaria para el pago de la Nota a solicitar.
  4. Debes tener los siguientes datos para realizar la solicitud: nombre completo del fallecido y DNI.
  5. Coste = 9,00€

 

Nota Simple

Te ayudará a conocer la titularidad de un bien inmueble en España, ya sea para comprobar si tiene cargas o para confirmar que la titularidad de la finca sigue sienda la de la persona fallecida.

Al ingresar debes seguir los siguientes pasos:

  1. Haz click en Registro Online
  2. En la sección de Trámites con el Registro de Propiedad haz click en Nota Simple de una finca 
  3. Debes tener los siguientes datos para realizar la solicitud: nombre completo del fallecido y DNI.
  4. Coste = 9,00€

Una vez solicitada la nota que necesites, podrás identificar y confirmar cuáles son los bienes que conforman la herencia, con el fin de proceder a la tramitación de la misma. 

 

Otra de las cosas más importantes a tener en cuenta es que el heredero es quien responde a las deudas.

Es por ello que conviene saber si existen deudas antes de tomar la decisión de aceptar o renunciar la herencia, o aceptarla a beneficio de inventario. 

Hay que tener clara la diferencia entre aceptar la herencia y repartir la herencia:

  • A la hora de aceptar la herencia: Se adquiere la condición de heredero, que implica a su vez la participación con los demás herederos en la masa hereditaria. 
  • A la hora de repartir la herencia: Se adquieren bienes concretos y tanto los bienes como las deudas de la herencia se adjudican a cada heredero.

Es común que la aceptación y la repartición de la herencia se hagan al mismo tiempo, pero no necesariamente. 

 

3. Averiguar si el fallecido tenía más bienes 

Por otro lado, se pueden conocer también más bienes que haya dejado el fallecido como cuentas bancarias, joyas, coches, entre otras. Sin embargo son más difíciles de averiguar, al menos de que sea un pariente cercano y pueda tener acceso a la casa donde tenía los bienes, documentos, etc que nos puedan dar a conocer más bienes para agregar al inventario de la herencia.

En conclusión, es posible encontrar a los herederos de una herencia pero NO los bienes que conforman la herencia.

En Grupo Hereda, te ayudamos gratis a encontrar a los herederos de una herencia determinada. Contamos con genealogistas e investigadores sucesorios que a través de distintas técnicas localizan a herederos desaparecidos o lejanos de los cuales no se sabe de hace mucho. 

Encontrar a los herederos ayuda a que podamos realizar la tramitación de la herencia sin problemas y en menos tiempo. 

Una vez determinados los bienes, nuestros abogados especialistas en herencias pueden acompañarte durante toda la tramitación de la herencia sin que tengas que pagar nada por adelantado.

 

¿Qué ocurre cuando la herencia pertenece a un menor?

¿Qué ocurre cuando la herencia pertenece a un menor?

Lo primero que debemos tener claro, es que un menor de edad no es una persona incapacitada, sino que está en una situación en la que su capacidad de actuación se encuentra limitada. 

Es por ello que cuando aparecen menores de edad en una herencia, necesitan contar con un procedimiento especial que permita velar por sus intereses. Siempre que en una herencia intervengan menores, deben ser legalmente representados.

A continuación, vamos a aclarar las dudas más frecuentes que surgen cuando existen menores de por medio:

  1. ¿Puede existir conflicto entre el titular de la patria potestad y los menores representados por él?
  2. ¿Qué sucede si un menor de edad es llamado a heredar y sus padres viven?
  3. ¿Y si fallecieran ambos padres?
  4. ¿Y si fallece uno de los padres en situación de divorcio o separación?

Como se recoge en el artículo 1060 del Código Civil, cuando los menores estén legalmente representados en la partición de la herencia, no será necesaria la intervención ni la autorización judicial.

Pero,  ¿Puede existir conflicto entre el titular de la patria potestad y los menores representados por él?

. Es en estos casos, en los que es necesario nombrar a un defensor judicial. Por tanto, para saber cuándo será necesario nombrar a dicho defensor judicial, debemos saber diferenciar claramente:

¿Cuándo existe conflicto de intereses y cuándo no?

 

habrá conflicto de intereses cuando:

El viudo o viuda representante de los menores, se adjudique bienes concretos en el pago de su legado o usufructo. 

En este caso el viudo o la viuda no podrán actuar en nombre de los hijos, nombrando así un defensor judicial que represente al menor en la partición de la herencia.

NO habrá conflicto de intereses cuando: 

El viudo o viuda, al liquidar la sociedad conyugal, se adjudique la mitad indivisa de los bienes gananciales (la legítima usufructuaria que así le corresponde), y la otra mitad a los hijos. 

Por tanto, siempre que no se perjudique la legítima de los hijos menores, no habrá conflicto de intereses y NO se exigirá defensor judicial. 

Otras preguntas y situaciones muy frecuentes que pueden surgir en estos casos son: 

¿Qué sucede si un menor de edad es llamado a heredar y sus padres viven?

En este caso, serán sus padres o tutores legales quienes deberán representar al menor de edad. 

El procedimiento de aceptación de la herencia de un menor es especial ya que únicamente será posible aceptar la herencia a beneficio de inventario, para proteger a los menores de edad de la posibilidad de heredar deudas. 

En caso de que se quisiera renunciar a la herencia en nombre del menor, se necesitará una autorización judicial. 

¿Y si fallecieran ambos padres?

En el testamento, los padres tienen la posibilidad de adjudicar un tutor legal a sus hijos. Este tutor será el encargado de administrar el patrimonio de los menores. Es por ello que se deberá escoger a una persona de confianza. 

Pero, ¿qué ocurre en caso de que los padres no hayan nombrado ningún tutor?

En ese caso deberán ceñirse al orden adjudicado en el Código Civil, que es el siguiente:

  1. Al designado por el tutelado.
  2. Al cónyuge que conviva con el tutelado. 
  3. A los padres.
  4. A los designados por los padres en sus disposiciones de última voluntad.
  5. Al familiar que designe el juez. 

abogados de herencias

¿Y si fallece uno de los padres en situación de divorcio o separación?

En caso de que uno de los padres haya fallecido sin dejar testamento, el progenitor sobreviviente será el representante del menor en la herencia y el encargado de administrar sus bienes, hasta que el menor en cuestión alcance la mayoría de edad. 

Independientemente de quien tuviera la custodia, en caso de que uno de ellos falleciera, el otro es quien recibe automáticamente la custodia de los menores. 

Esto podría cambiar, tal y como hemos comentado anteriormente, en caso de que exista el conflicto de intereses entre el cónyuge y el menor. En ese caso, se procedería al nombramiento de un defensor judicial.

Ante estas situaciones lo más favorable para el menor es que los progenitores designen a una persona como administrador de los bienes del menor en sus respectivos testamentos. 

Si te encuentras en una situación similar a la anterior o conoces a alguien que lo esté, desde Grupo Hereda estaremos encantados de ayudarte, ofreciendo nuestros servicios adelantando todos los gastos necesarios, de tal manera que nuestros clientes no tienen que pagar nada hasta que reciban su herencia.

Nuestros abogados especialistas en herencias estarán encantados de resolver todas tus dudas sin compromiso. 

Si tienes cualquier pregunta o quieres conocer más entra a nuestra web o llámanos al 915 487 550 y pide una cita gratis.