Expertos en Gestión Integral de Herencias

(+34) 91 548 75 50

¿Qué ocurre cuando fallece un familiar sin haber hecho testamento? ¿qué se ha de realizar para comenzar a tramitar la herencia? Lo primero que se deberá llevar a cabo es la declaración de herederos.

 

La declaración de herederos expone la calidad de heredero de una o varias personas. Esta declaración puede iniciarse por los propios herederos, o continuarse ante medidas previas con carácter preventivo.

La declaración de herederos se lleva a cabo cuando una persona fallece sin haber hecho testamento o, habiéndolo hecho, es inválido, nulo o no designa a ningún heredero. En este caso, estaríamos ante una sucesión intestada o legítima, regulada por el Código Civil.

Los herederos de esta herencia legítima, en primer lugar, corresponden a la línea recta descendente del fallecido (hijos, nietos…). En caso de no existir descendientes, los herederos serían los ascendientes. A falta de estos últimos, heredaría el cónyuge y, por último, los parientes colaterales hasta el cuarto grado de consanguinidad.

Actualmente, la declaración de herederos queda regulada por la Ley 15/2015, de 2 de julio, de la Jurisdicción Voluntaria (LJV). Dicha Ley, expone que todas las declaraciones de herederos abintestato se realizarán por vía notarial, sin necesidad de acudir al Juzgado.

A continuación, se muestran 8 características propias de la declaración de herederos:

  1. Subsidiaria del testamento.
  2. Es siempre notarial.
  3. Interés legítimo por parte de quien la formule.
  4. El interesado acreditará y probará ciertos datos, incluso con testigos.
  5. Cuando sea necesario, el Notario publicará anuncios en el BOE y Ayuntamiento.
  6. Habrá que esperar veinte días hábiles.
  7. La declaración notarial de herederos ab intestato se compone de dos documentos (uno en el que se declaren los herederos abintestato, y otro en el que se enumeren los derechos que les corresponden por Ley).
  8. Hay un amplísimo y desconcertante criterio de competencia notarial.

Por último, mencionar que el Notario es el profesional competente en el procedimiento de la declaración de herederos abintestato. El mismo, actuará en el lugar donde el causante tuviese su residencia habitual o su último domicilio, o donde hubiera fallecido, o donde estuviera la mayor parte de su patrimonio.