(+34) 91 548 75 50

Blog de Herencias

 

DERECHO SUCESORIO BRASILEÑO

 

  1. GENERALIDADES

La sucesión resulta abierta por la muerte de una persona (art. 1.784 Código Civil Br.), y la herencia se transmite inmediatamente a sus herederos legítimos y testamentarios. La herencia es indivisible y forma un todo unitario (art. 1.791 CC Br.), correspondiendo su administración al “albacea”, que podrá ser el cónyuge, el heredero, el testamentario o una persona de confianza designada por el juez (art. 1.797 CC Br.)

La renuncia a la herencia puede ser realizada mediante escritura pública o por orden judicial, y no se puede retractar (art. 1.812 CC Br.). Como la herencia de persona viva no puede ser objeto de contrato (art. 426 CC Br.), se hace imposible la renuncia de herencia de persona viva.

La parte del renunciante es tenida por inexistente y se añade a la de los restantes herederos de la misma clase, siendo repartida por igual (art. 1.810 CC Br.)

El heredero renunciante no puede ser sucedido (art. 1.811 CC Br.). Si el renunciante fuera el único de su clase, o si todos los herederos de la misma clase renunciaran, la herencia pasará a los herederos de la clase siguiente por derecho propio y por cabeza. Si no hubiera descendientes serán llamados los ascendientes.

 

  1. SUCESIÓN TESTADA: TESTAMENTO Y CONTRATO SUCESORIO

La legislación brasileña admite el testamento público, cerrado o particular (art. 1.862 CC Br.)

  • El testamento público es aquel instituido mediante escritura pública otorgado ante notario de notas, en presencia de dos testigos. Debe quedar formalizado en instrumento público el testamento: a) – de persona ciega (art. 1.867 CC Br.) – de persona que no sepa o no pueda leer (art. 1.872 CC ).
  • El testamento cerrado (art. 1.868 CC Br.) y el privado (art. 1.876 CC Br.) son instituidos mediante documento privado, siendo el primero aprobado por un notario de notas, observándose ciertas formalidades.

 

El testamento conjunto está prohibido por la legislación brasileña (art. 1.863 CC Br.)

El testador sólo puede establecer una cláusula con detalle de los bienes que no son enajenables ni pign

orable, a menos que declare en el testamento una causa justa para el gravamen (art.  1.848 CC Br.)

  • SUCESIÓN LEGAL O AB INTESTATO

El orden de sucesión legítima (art. 1.829 CC Br.) es el siguiente:

  1. descendientes, en concurrencia con el cónyuge sobreviviente;
  2. ascendientes, en concurrencia con el cónyuge;
  3. cónyuge sobreviviente;
  4. colaterales.

 

1.- Descendientes, en concurrencia con el cónyuge sobreviviente;

En el primer caso, el cónyuge será excluido si está casado con el fallecido bajo régimen común universal o separación obligatoria de bienes; o en régimen de comunión parcial, si el fallecido no dejó bienes particulares.

El cónyuge sobreviviente posee derecho real de habitación sobre el inmueble destinado a residencia de la familia, siembre que sea el único bien a inventariar (art. 1.831 CC Br.)

En concurrencia con los descendientes, corresponde al cónyuge una parte igual a la de los que sucedieron por cabeza, no pudiendo ser su cuota inferior a la cuarta parte de la herencia, si fuera ascendiente de los herederos con quienes concurra (art. 1.832 CC Br.).

Entre los descendientes, aquellos en grado más próximo excluyen a los más remotos, salvo derecho de representación (art. 1.833 CC Br.). En el caso de los descendientes, los hijos heredan por cabeza y los demás por cabeza o estirpes, según el grado de parentesco (art. 1.835 CC Br.)

 

2.- Ascendientes, en concurrencia con el cónyuge;

A falta de descendientes, los ascendientes son llamados a sucesión, en concurrencia con el cónyuge sobreviviente (art. 1.836 CC Br.). En la línea de los ascendientes los más próximos excluyen a los más lejanos, lo que ocurre también en la línea de los colaterales.

Concurriendo con el ascendiente en primer grado, al cónyuge le corresponde un tercio de la herencia. Si hubiera un único ascendiente, o si aquel grado fuere mayor, al cónyuge le corresponde la mitad de la herencia (art. 1.837 CC Br.)

3.- Cónyuge sobreviviente;

El cónyuge sólo hereda si no hay descendientes ni ascendientes (art. 1.611 CC Br.). De no haber descendientes ni ascendientes, la sucesión corresponderá por entero al cónyuge sobreviviente (art. 1.838 CC Br.)

4.- Colaterales;

Si no hubiera cónyuge sobreviviente, serán llamados a suceder los colaterales hasta el cuarto grado (art. 1.839 CC Br.)

Entre los colaterales se observarán las siguientes reglas (art. 1.840 CC y siguientes):

  1. Los más próximos excluyen a los más lejanos, salvo el derecho de representación concedido a los hijos de hermanos;
  2. Concurriendo hermanos bilaterales con unilaterales, cada uno de éstos hereda la mitad de lo que herede cada uno de aquellos.
  3. No habiendo hermano bilateral, los unilaterales heredan igualmente.
  4. A falta de hermanos, heredan los hijos de estos.
  5. Por último, a falta de sobrinos, heredan los tíos.

5.- Municipio;

Los casos de exclusión de herederos o legatarios de la sucesión están previstos en el artículo 1.814 CC y siguientes:

A falta de herederos mencionados en el artículo 1.829 CC, la herencia será atribuida al municipio o al Distrito Federal, si se encuentra localizada en las respectivas circunscripciones, o a la Unión, si está situada en territorio federal (art. 1.844 CC Br.).

6.- Legítima

La mitad de los bienes de la herencia (legítima) pertenece a los herederos necesarios (art. 1.846 CC Br). Los descendientes, los ascendientes y el cónyuge son herederos necesarios (art. 1.845 CC Br).

Habiendo herederos necesarios, el testador solamente puede disponer de la mitad de la herencia (art. 1.789 CC Br).

La legítima se calcula sobre el valor de los bienes existentes en el momento de la apertura de la sucesión, deducidas las deudas y los gastos de funeral, añadiéndose el valor de los bienes sujetos a colación (art. 1.847 CC Br)

  1. SUCESIÓN POR SUSTITUCIÓN FIDEICOMISARIA

La sustitución fideicomisaria está permitida por la legislación brasileña (art. 1.951 CC Br.). Por ella el heredero o legatario (fiduciario) recibe la herencia o legado (fideicomiso) bajo la condición de que, a su muerte o en un determinado momento, transmita lo que recibió a su sustituto (fideicomisario).

  1. ALBACEA

La posesión y la administración de la herencia quedan bajo responsabilidad del albacea (art. 1.991), nombrado por el juez de entre las siguientes personas, de forma excluyente (art. 990 de la Ley nº 6.404, de 15 de enero de 1.973- Ley de Enjuiciamiento Civil):

  1. El cónyuge sobreviviente casado en régimen de comunión (gananciales), siempre que esté conviviendo con el otro, en el momento de la muerte de éste;
  2. El heredero que estuviere en posesión del inmueble;
  3. Cualquier heredero;
  4. El testamentario;
  5. El albacea judicial;
  6. Persona extraña que resulte idónea.

En el caso de que haya testamento y si el testador ha indicado albacea, el juez podrá nombrar al indicado.

  1. PROCEDIMIENTO PARA LA ADJUDICACIÓN DE BIENES HEREDITARIOS

 

Cuando haya testamento, será el notario el competente para emitir el certificado de la herencia, en la que es el propio notario quien certifica la identidad de las personas que han de recibir los bienes de la sucesión, así como quien adjudique los mismos según la voluntad del causante manifestada en testamento.

 

En aquellos casos en los que pudiera plantearse un asunto litigioso con causa en el procedimiento testamentario, serán competentes los juzgados de primera instancia del último domicilio del cujus o causante.

 

Por otro lado, cuando intervenga un elemento extranjero en el proceso sucesorio, como en el caso de que el causante no sea de nacionalidad brasileña, y los bienes que conformen la herencia se traten, en todo o en parte, de inmuebles sitos en Brasil, serán los juzgados brasileños los únicos competentes para conocer del procedimiento de testamentaría que pudiera suscitarse, siendo así mismo la ley brasileña la única aplicable a estos inmuebles en virtud del principio lex regi sitae.

 

  • FISCALIDAD DE LAS HERENCIAS

La residencia es el concepto clave a fin de determinar las obligaciones fiscales derivadas de la sucesión. Los obligados tributarios brasileños lo son a título universal sobre todos sus bienes independientemente de si los mismos se encuentran dentro o fuera de Brasil.

Aquellas personas que no sean residentes fiscales en Brasil, sólo tributarán por aquellas propiedades o ganancias que se encuentren o sean generadas en Brasil, no obstante los tratados para evitar la doble imposición que puedan tener suscritos los estados.

En lo relativo al Impuesto de Sucesiones y Donaciones en Brasil, se ha de mencionar que tratándose de una Unión con diferentes Estados que la conforman, nada menos que 26 Estados Federales y un Distrito Federal con competencia normativa sobre elementos cualitativos del impuesto, el tratamiento fiscal de la sucesión variará enormemente en función de cada Estado. No obstante mencionar que por parte del Tribunal Constitucional brasileño se están llevando a cabo importantes medidas de armonización impositiva, si bien éste proceso en modo alguno puede entenderse alcanzado. Es por ello que cada caso habrá de ser analizado ad hoc.

De la situación anteriormente descrita y dada la dispersión normativa, podemos encontrarnos con que casi todos los estados han regulado sobre la materia, y lo que lo hace si cabe más gravoso, con sistemas diferentes que fácilmente pueden llevar a una doble imposición (incluso triple) interestatal.

No obstante, conviene reseñar, que a fin de desincentivar a los estados en caer en una competencia desleal, se ha establecido de manera general para toda la Unión un tipo máximo del 8%.

A modo ilustrativo la siguiente tabla con los tipos impositivos según los estados:

ESTADO TIPO
Amazonas 2%
Rio Grande del Norte 3%
Roraima 4%
Sergipe 4%
Piauí 4%
Distrito Federal 4%
Espirito Santo 4%
Sao Paulo 4%
Goiana 4%
Río de Janeiro 4%
Pará 4%
Paraná 4%
Minas Gerais 5%
Paraíba 8%
Río Grande do Sul 4% (sucesiones)

3% (donaciones)

Amapa 4% (sucesiones)

3% (donaciones)

Pernambuco 5% (sucesiones)

2% (donaciones)

Acre 4% (sucesiones)

2% (donaciones)

Mato Grosso 4% (sucesiones)

2% (donaciones)

Maranhao 4% (sucesiones)

2% (donaciones y usufructos)

Alagoas 2% (entre parientes consanguíneos de segundo grado)

4% (demás hipótesis)

Ceará 2%/4%/6%/8% (sucesiones)

2% / 4% (donaciones)

Mato Grosso 0% / 2% / 4%
Rondonia 2% / 3% / 4%
Santa Catarina 1% / 3%/ 5%/ 7% (solo parientes)

8% (demás hipótesis)

Tocatins 2% / 3% / 4%
Bahía 4% / 6%/ 8%  (hijos, cónyuges y hermanos)

8% / 10% / 15% (sobrinos, nietos, abuelos, primos hermanos)

15% / 20% / 25% (otros)

 

Consulte GRATIS aquí