(+34) 91 548 75 50

Blog de Herencias

¿Acabas de recibir una herencia y tienes muchas dudas sobre el tema? ¿La herencia es testada o intestada? En el siguiente artículo aclaramos gran parte del tema.

¿Qué es un herencia o sucesión testada?

La herencia testada es la sucesión hereditaria en la que el fallecido ha dejado testamento, es decir, ha dejado constancia de su voluntad. Mediante el testamento, el causante expone el destino que recibirán sus bienes tras su muerte y, así, poder modificar en parte lo que está predeterminado por Ley.

En el testamento se puede:

  • Nombrar herederos diferentes de los establecidos en la Ley.
  • Nombrar legatarios para recibir unos bienes concretos.

¿Qué es un herencia o sucesión intestada?

La herencia intestada, también llamada sucesión abintestato, legal o legítima, es la que se da cuando el causante fallece sin testamento o el testamento es inválido.

Por tanto, es necesario elegir un sucesor y es la Ley quien designa a unos herederos por defecto o herederos legales.

¿Cómo se distribuye la herencia cuando no existe testamento?

Existen tres tipos de distribución según el orden en el que se va a suceder:

  1. POR CABEZAS: Se reparte la herencia en tantas partes como personas estén llamadas a la sucesión. Los parientes de igual grado heredan por partes iguales, exceptuando los hermanos de sencillo y los de doble vínculo, puesto que el art. 949 CC dispone que los segundos tomarán doble porción de la herencia.
  1. POR ESTIRPES: Se divide la herencia por grupos o series de parientes, tomando cada su correspondiente cuota viril que hubiera correspondido a su causante.
  1. POR LÍNEAS: La herencia se divide en dos partes, una para los parientes de la línea materna y otra para lo de la línea paterna. Independientemente del número de personas que haya en cada línea, se adjudica la mitad de la herencia a cada una de las líneas. Dentro de cada línea la división es por cabezas entre los parientes de igual grado que concurran.

Siguiendo lo dispuesto en el Código Civil, existe un orden general de llamamientos a la hora de distribuir la herencia:

Primer orden línea recta descendiente – Hijos

Segundo orden línea recta ascendiente – Padres

Tercer orden – Cónyuge viudo

Cuarto orden – Colaterales

Quinto orden – El Estado

Consulte GRATIS aquí