Expertos en Gestión Integral de Herencias

(+34) 91 548 75 50

LÍDERES EN LA TRAMITACIÓN DE HERENCIAS EN EL EXTRANJERO

¿Cuál es el órgano competente?

Las autoridades belgas son competentes para gestionar la totalidad de la herencia si el causante tenía su última residencia habitual en Bélgica. En cambio, carecen de competencias con relación a los bienes inmuebles situados en el extranjero.

En Bélgica, la herencia se transmite, en principio, de manera automática sin necesidad de procedimiento.

No obstante:

– El tribunal interviene en caso de repartos sucesorios litigiosos o en algunos repartos amistosos.

– El notario establece la declaración de sucesión solicitada por las autoridades financieras.

Resulta muy conveniente acudir a un notario, como especialista en derecho sucesorio y regímenes matrimoniales, en particular cuando el causante ha dejado capitulaciones matrimoniales o testamento o en caso de que su situación patrimonial y financiera resulte compleja. Los herederos eligen libremente al notario que va a tramitar la herencia. En caso de liquidación litigiosa y en el de algunas liquidaciones amistosas (por ejemplo, si uno de los herederos es incapaz), la intervención de un notario es incluso obligatoria.

¿Cuál es la legislación aplicable? ¿Puedo elegir la ley aplicable a mi sucesión?

Conforme a la regla general, la legislación aplicable a la sucesión es la del país donde el causante tenía su residencia habitual en el momento del fallecimiento, con excepción de la sucesión de bienes inmuebles, que se rigen por el derecho del Estado en cuyo territorio está situado el bien inmueble.

El derecho belga permite igualmente elegir el derecho aplicable a la sucesión. Esta elección se limita a la ley del Estado de nacionalidad de la persona difunta o del Estado donde ésta tenía su residencia habitual en el momento de la elección. No obstante, esta designación no puede suponer la privación de un heredero forzoso de su derecho a la legítima que le concede la legislación aplicable en defecto de elección.

A falta de testamento…¿quién hereda y en qué proporción?

Si el causante estaba soltero y no tenía hijos, los ascendientes y colaterales privilegiados (hermanos y hermanas) heredan en primer lugar. El padre y la madre reciben respectivamente una cuarta parte y los hermanos el resto. Si uno de los progenitores o ambos han fallecido, su cuota corresponde a los hermanos y hermanas. En defecto de ascendientes y de hermanos, la herencia corresponde en un 50% a los parientes de la línea materna y en un 50% a los parientes de la línea paterna (tíos y primos).

Si el causante, soltero, deja hijos, éstos excluyen al resto de los miembros de la familia. Los hijos se reparten la herencia en plena propiedad y a partes iguales. No obstante, si existe algún hijo premuerto, dejando descendientes, estos recibirán la herencia en representación del hijo premuerto.

Si el causante deja cónyuge e hijos, el cónyuge supérstite recibe el usufructo (derecho de usar una cosa y percibir los frutos de la misma) de la totalidad de los bienes que componen la herencia. Los hijos heredan a partes iguales la nuda propiedad. La cuota de un hijo premuerto corresponde a sus descendientes en representación del mismo por estirpes.

Si el causante deja cónyuge y no tiene hijos, el cónyuge supérstite es el único heredero en defecto de descendientes y ascendientes, así como de parientes colaterales del causante hasta el cuarto grado (los primos). En caso de que estos existan, el cónyuge supérstite recibe el usufructo y los demás herederos la nuda propiedad. La cuota que recibe el cónyuge supérstite depende igualmente del régimen matrimonial legal de los cónyuges.

¿Qué ocurre si el causante deja a una persona con la que ha celebrado una unión de hecho registrada?

La forma de unión de hecho registrada que existe en Bélgica es la «convivencia legal». El cohabitante legal supérstite tiene derecho al usufructo del bien inmueble utilizado durante la vida en común como vivienda común de la familia, así como al mobiliario con el que éste está equipado. No obstante, puede privarse al cohabitante legal supérstite de este usufructo por testamento o donaciones inter vivos en beneficio de otras personas.

¿Qué ocurre si el causante deja una pareja con quien no había registrado una unión de hecho (convivencia libre)?

La pareja del causante sólo puede convertirse en heredero si el causante así lo ha previsto por testamento. La legislación belga no concede ningún derecho sucesorio de oficio.