915 487 550

Blog de Herencias

Herencias

El desconocido artículo 1006 del Código Civil Español.

El artículo 1006 del Código Civil, es un gran desconocido dentro del mundo de las sucesiones, inclusive para Abogados y Notarios.

Pero es un artículo que nos puede ayudar mucho, cuando las posibilidades de heredar o encontrar heredero se quedan reducidas o incluso son prácticamente nulas, debido a que el Derecho Sucesorio español limita la posibilidad de heredar hasta 4º grado de consanguinidad. Y que es aplicable tanto si el causante otorgó testamento como si no lo hizo.

El artículo 1006 reza así: “Por muerte del heredero sin aceptar ni repudiar la herencia pasará a los suyos el mismo derecho que él tenía.”

 

Lo que este enunciado quiere decirnos es que, si se produce el fallecimiento de una persona a la que llamaremos “causante principal”, y aquél que ha de recibir la herencia, por ser heredero, fallece con posterioridad (por lo que le llamaremos “segundo causante”) y sin haber aceptado o repudiado la herencia, el o los herederos de éste segundo causante ( llamados “transmitente/s”) podrán reclamar la herencia del causante principal y lo harían en nombre del segundo causante que no se manifestó acerca de la herencia del primero.

 

Pero como hemos manifestado tiene que concurrir 3 circunstancias o requisitos muy importantes, el primero, que el segundo causante fallezca después del causante primero, el segundo, que el segundo causante no haya ni aceptado ni repudiado la herencia y tercero, que aquel que vaya a reclamar la herencia del segundo causante sea heredero del mismo (no puede ser legatario).

Es importante destacar que no es necesario la existencia de lazos de consanguinidad, es decir, que si el causante segundo, deja como heredero a persona ajena a la familia (en testamento), ésta persona puede reclamar la herencia del causante primero en nombre del segundo causante, porque es heredero ( no podría reclamarla si fuese legatario).

También hay que dejar muy claro, que el cónyuge no podría reclamar como transmitente ya que, al cónyuge como tal, el Derecho Sucesorio, no le considera heredero/a.

Para clarificar esto pondremos un ejemplo:

Juan (Causante Primero) fallece en 2012, y su heredero Santiago (Segundo Causante) fallece en 2013.

Santiago fallece sin haber aceptado ni repudiado la herencia de Juan. Santiago no tenía familiares, ni cónyuge y tenía una gran amistad con Luisa, quien siempre le había acompañado y le cuidó hasta el último momento, por lo que decide investirla como heredera universal de su patrimonio.

Luisa (transmitente) al tener conocimiento de que Santiago no había reclamado la herencia de Juan, y al ser heredera de Santiago, puede reclamar la herencia de Juan, en nombre de Santiago, para sí misma.

En este caso se cumpliría todos los requisitos, ya que Santiago fallece con posterioridad a Juan, sin haberse manifestado sobre la herencia de Juan y además quien reclama en nombre de Santiago, es decir Luisa, es heredera de Santiago.

Como decimos el artículo 1006 nos da nuevas posibilidades para poder heredar, y además hay que destacar que a raíz de la  introducción de la Ley 15/2015 de Jurisdicción Voluntaria, el procedimiento de testamentaria se podría realizar ante Notario, sin necesidad de acudir a la vía judicial, más costosa y lenta.

Para cualquier cuestión no dudéis  en consultarnos, bien a través del formulario que hemos puesto a vuestra disposición, directamente a través de nuestro email info@wlaw.com o bien a través de nuestro teléfono de contacto 91.548.75.50.